CARLOS75.COM (VEN) – Horror en Patarei, 2014

Enlaces: MySpace Facebook Reverbnation

carlos75.com01Carlos Álvarez lleva peleando en su Venezuela natal desde principios de los años 90. Guitarrista multifacético, colaborador del programa de radio THE NOISE HOUR de Salva Díaz, conocido por sus trabajos en Z.A.A.R. o CRITERIOS, decide, tras un fallido intento de reunir a éstos últimos, crear un proyecto en solitario para dar rienda suelta a todas sus filias musicales, y tras mucho tiempo de trabajo, ve la luz este Horror en Patarei, un trabajo tan variado como interesante.

La verdad es que se nota que este disco está hecho por un tío que ha moldeado un trabajo enteramente a su gusto, un cd ciertamente arriesgado, con una mezcla de estilos y gustos musicales variopintos. Lógicamente, ese riesgo es muy grande, pero el bueno de Carlos ha sabido llevar a buen puerto un disco lleno de calidad, de buena música, donde predomina el metal en todas sus formas, abarcando heavy, thrash, progresivo, groove, death, y hasta black. Pues así ha editado él solito un álbum muy completo, que abre con una instrumental (“Grupo exterminio de Portuguesa (G.E.D.P.)”) donde abarca ya varios estilos, desde progresivo a blues o jazz, con, incluso, la incursión de una parte con saxofón. “La humillación del contratenor” es un tema ya más orientado al death, con una parte final bluesera y ciertos toques black. En esa onda extrema le sigue “Fetus in fetu”, el tema más brutal del disco, al igual que “Estafador de almas” y “Muerte por odio”. Es sin embargo en “Rock n’ roll”, una canción con un endiablado ritmo de batería con toques cercanos al rock urbano, donde Carlos escupe toda su rabia, un corte lleno de adrenalina que resulta de lo más directo del disco. También hay instrumentales acústicas (“Capgras 1.923”, “Aponwao, un sacrificio invaluable”) y rockeras (“Larry LaLonde ya no es comegatos”) e incluso una canción rescatada de 1993 que cierra el disco (“Al final del camino”).

Carlos se encarga de las voces, guitarras y bajo del disco. Colaborando con él, varios músicos de su país como Mario Pepe, Miguel Agreda, José Antique, Wismar Pulido, Edgar Rodríguez y Jhonny Díaz. Desde luego, Horror en Patarei no es un disco para los que se cierren a estilos dentro del metal. Carlos Álvarez ha sido honesto con este álbum, ha arriesgado, se ha sentido libre para hacer lo que ha querido y, en mi opinión, le ha salido bien. ¿Por qué? Pues seguramente algo así lo hace un músico novel y fracasaría (o no, pero sí tendría más posibilidades de hacerlo), pero la experiencia hace que proyectos de este calibre no caigan en el estrépito. Pues bien, para quien quiera escuchar un disco variado, con buen gusto y calidad (y muy buen sonido, si exceptuamos el último tema) aquí está CARLOS75.COM, que tras un gran trabajo de promoción en las redes sociales, se está haciendo un hueco en cualquier medio relacionado con el metal en el mundo. Por lo tanto, y tal y como van las ventas del disco a día de hoy, enhorabuena a Carlos por su trabajo, un esfuerzo que sin duda se está viendo recompensado. Seguiré de cerca a este gran tipo, y estoy seguro que si algún día me despisto de seguirle, él hará que lo encuentre. Y para quien esté descolocado con la portada del disco, me despido con la excelente y fascinante descripción de ella en los créditos del cd:

“Se trata de un cuadro encontrado en la prisión de Patarei (Tallin/Estonia), en tiempos de la URSS, cuando Estonia pertenecía a esta unión de repúblicas soviéticas. Allí los condenados pagaban cadena perpetua, dejando pudrirse a los presos; gente normal (generalmente) denunciada o delatada por sus propios vecinos por haber cometido en su mayoría, el crimen de ser ‘enemigos del pueblo’. En esta cárcel se produjeron multitud de interrogatorios y torturas, razón por la cual muchas de las ventanas en las celdas eran tapiadas, evitando así que los gritos de los presos se escucharan desde la calle. Las 48 celdas fueron construidas por los propios prisioneros.”

miguelfirma

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS