CANNIBAL GRANDPA + CLAWHAMMER (GBR) + TRALLERY + COUNTERACTT – Madrid – 27/01/2018

Enlaces: Facebook BandCamp

Presentar un disco ante el público que te ha visto crecer no es siempre fácil. Tienes la doble responsabilidad de ofrecer un concierto en condiciones y además hacerlo ante gente seguramente conocida o incluso relacionada de cerca con tu propio entorno. Cuando este hecho es el fruto del esfuerzo y la prioridad en tus pasiones, lo de menos es el resultado. Sin embargo, suele ir de la mano. Esto se puede extender a CANNIBAL GRANDPA. Dentro del mundo del deathcore y sus muchos derivados, superpoblado de bandas, destacar con un producto propio es difícil y conlleva sobredosis de compromiso y coherencia con uno mismo. En ese sentido el grupo madrileño ha conseguido con Septum signa inferno la culminación de su propio esfuerzo en su corta trayectoria y juventud intrínseca. Presentarlo ante el público madrileño en un gélido sábado en el que era mejor quedarse metido bajo la manta con película y café calentito, sólo un trámite para deleite propio y ajeno.

Aunque la sala Cool Stage, que iba a hacer honor a su nombre en la entrada, no llegó a colgar el cartel de “no hay billetes” (y menos mal, dado el grado de hiperactividad del respetable en el foso), un buen rato antes de abrirse las puertas una retahíla de gente ya poblaba los alrededores, haciéndome sentir mayor ante la insultante juventud en ciertas caras que veía. Iba a ser una noche de mucho “baile”, sólo calmado por uno de los invitados de la noche que entró en el cartel a última hora tras la caída de THIRTEEN BLED PROMISES, los mallorquines TRALLERY, cuyo thrash de raíces metallicas era lo más ajeno que habría esa noche, en la que CANNIBAL GRANDPA supo rodearse de amigos y de otras bandas que están en pleno proceso de evolución hacia el siguiente nivel.

Una de estas bandas eran los también locales COUNTERACTT, a los que me enfrentaba por segunda vez desde que vinieran con ANALEPSY. Desde entonces, cuando me sorprendieron gratamente tanto por su energía y ejecución como por su juventud (aunque en el caso de su guitarrista Alejandro Pedraza su aspecto físico me engañó y le creí más joven de lo que en realidad es), muchas cosas han pasado en el seno de la banda: han editado (aunque para mi desgracia no físicamente…) el EP Movements of silence, han pasado a ser habituales de salas y citas de deathcore e incluso han probado suerte en la batalla de bandas del Wacken. Van paso a paso, pero si consiguen mantener el ritmo y el compromiso con su propia música pronto pasarán a un nivel superior.

El concierto que dieron para abrir la presentación de CANNIBAL GRANDPA estuvo por debajo del que les vi con ANALEPSY, aunque no fue por motivos propios. Salieron un cuarto de hora después de abrir las puertas, con la sala aún con la mitad del aforo que alcanzaría, sin haber entrado aún en calor y con un sonido que, aunque se fue arreglando, no terminó de hacerles transmitir toda la fuerza que son capaces de dar. El propio Sergio, vocalista del grupo, aunque lo dio todo y se desgañitó, acabando por tener que quitarse su sudadera de DYING FETUS y su camiseta del calor que generó, no pudo incitar al público a un mayor movimiento, debido a lo alto que está el escenario de la sala.

Aun así el grupo dio un buen concierto, viéndose entre el público bastantes afines a ellos con sus camisetas e incluso contando con el apoyo al final, en la “progresiva” “Movements of silence”, con la ayuda de John Cuig de PHYMERIAL, con quienes compartieron gira en el bolo de ANALEPSY y del que se han hecho buenos amigos, sentimiento que el propio Sergio trató de extender al público pidiendo que abrazásemos al amigo que tuviésemos más cerca. Antes de tan emotivo final, el grupo descargó los temas de su EP, comenzando con “Panthalassa”, que enlazaron saliéndose del EP con “A voice of confusión”. En ambas el sonido era un poco embarullado, sobre todo sus guitarristas Ismael y Alejandro, si bien ni ellos ni Fenrir en el bajo (con camiseta de MAYHEM) pararon ni un momento de moverse en las partes slam. En “Pangea” el sonido ya fue notable, llegando así al mejor momento de su concierto, previo al ya citado final, con “Latheratus”, donde se formó un circle pit interesante, y de la que están preparando un videoclip que creo necesitan como el comer para llegar a todos lados. COUNTERACTT hicieron frente a las adversidades y siguieron demostrando que merecen pasar a una división superior. Paso a paso.

Por su parte TRALLERY tenían una dura tarea. Ser los más divergentes del cartel. Entrando en la fiesta de presentación después de que THIRTEEN BLED PROMISES no pudiesen tocar, la banda mallorquina, que para mi gusto es de los mayores valores de este país, iba a poner la nota de color clásico en la noche de la sala Cool Stage, aprovechando para tocar ante el público de CANNIBAL GRANDPA temas de su último Spiritless. En la media hora larga que estuvieron en el escenario, ante un público menos hiperactivo y menos numeroso que con el resto de bandas pero que se lo pasó francamente bien, demostraron tener buen dominio del escenario y atraer a los que tengan enfrente. Especialmente el risueño y muy agradecido Humberto Pol, que además de tener unas cuerdas vocales en plena forma sentenció su necesaria presencia en las partes solistas de Biel Gayà.

Dejando atrás sus orígenes más apegados a METALLICA, la evolución de TRALLERY en sus dos discos (y dos directos) ha sido vertiginosa y los temas de Spiritless, con cuyo corte principal comenzaron el concierto, lo demuestran. Saben combinar partes dinámicas de puro thrash con desarrollos más extensos, solos muy inventivos y el propio Humberto con una amplitud de registros vocales impresionante. Ese pasado de adoración a Hetfield y compañía quedó representado en el propio atuendo de Pol con su camiseta del Ride the lightning. Por lo demás TRALLERY tiene una voz propia, aunque navega entre SADUS, TESTAMENT, MEGADETH, OVERKILL, DEATH ANGEL, ANNIHILATOR… y que siendo un trío en directo no desmerece nada.

Incansable animando al público una y otra vez y agradeciendo a CANNIBAL GRANDPA la invitación, además de hacernos saber que venían de muy lejos sólo para estar con sus amigos, siguieron con “Unknown confusion” y la más groovie “Evil pride“. La parte más agresiva quedó representada por “White shadow” de su primer trabajo, para acabar con “Hunt to kill“, donde consiguieron por fin que el público, más numeroso que cuando salieran a escena, montara un circle pit interesante que sirvió para cerrar una actuación que me dejó muy buen sabor de boca, tanto por sonido y actitud como por el propio formato del grupo.

La presencia internacional tampoco iba a estar descuidada en esta noche y ésta vendría de la mano de los escoceses de Glasgow CLAWHAMMER, que se llevaron el titular con la reacción más agresiva y dinámica de la noche. Al ser los más slam del lugar, consiguieron, reproduciendo en directo íntegro el único EP que tienen (por cierto agotadísimo en todas partes), Infernum in terra, convertir la sala en un auténtico infierno, desde su intro inicial y hasta que ya al final, en plena ejecución de “Lynching“, el enorme cantante, tanto en tamaño como en gutural voz, Christopher Jones, se lanzó violentamente hacia el público como si fuera un torpedo.

Infernum” demostró que aunque el sonido iba a estar un poco saturado, especialmente la voz de Jones, todo iba a estar bastante bien ecualizado, pero era lo de menos para el continuo de bailes y los viajes de lado a lado del grupo más activo del público que hizo que el círculo de mosh se ampliara hasta aprisionar al resto contra los lados de la sala, para que no cayese alguna patada involuntaria. En “Human disease” contaron con apoyo externo a las voces, mientras que la aún más slam “Realm of the wicked” hizo que los pogos fueran cada vez más brutales.

La primera vez que Luke Griffin de ACRANIA aparecería en escena fue precisamente con CLAWHAMMER para colaborar con su espectacular voz y eterna sonrisa en “Agony of Judas“, aunque sufrió algún que otro acople, tras lo cual el grupo decidió sorprender al personal con un tema ajeno del que beben en cierta manera, “Furtive monologue” de DESPISED ICON, que obviamente slamerizaron al máximo. Para cerrar la ya citada “Lynching” donde Jones lo terminó de dar todo ahora en el foso, dejando la Cool Stage con la temperatura elevadísima de cara a CANNIBAL GRANDPA que no tardarían mucho en salir.

Era el momento de las carreras en escena y desde la mesa de mezclas de Ismael Endrino, que además de ser su cumpleaños como el propio Fernando recordaría antes de empezar, se dio una buena sesión de rectas corriendo de un lado a otro para probar todo el sonido y dejarlo óptimo para la presentación. Curiosamente, cuando salieron a a las tablas y la intro empezó a sonar, surgió la anécdota de la noche con un molesto acople y el bajo de Rik que quiso hacerse de rogar. El propio Fernando aprovechó para hablar un rato y rellenar este inicio en falso: “siempre pasa algo en nuestros directos, mejor que sea justo al principio aunque no mole empezar hablando…“. Hasta que por fin todo se arregló y en pleno deja vu, la intro volvió a sonar y “Kingdom under your feet” después, ahora ya sí en condiciones, si bien los teclados y efectos ambientales estaban quizás algo altos.

Fernando salió con uno de los chubasqueros típicos del merch de las bandas abrochado hasta arriba, pero no tardó ni dos temas en tenérselo que quitar, ya no por el calor en escena, sino por su propia actividad física. El público estuvo muy activo todo el rato, si bien menos agresivo que con CLAWHAMMER, alternando bailes, circle pits y saltos según lo iba incentivando la propia banda, Fernando de voz y Alex Tena, Rik y Alberto mediante gestos. El menos visual fue Rubén Contreras, concentrado en sus cascos para que no se le escapase ningún break. Se alternaban así “The empire of the snake“, “Gray man” (primera referencia a su primer disco) y “The crown“, donde los saltos fueron los protagonistas igual que algún otro espontáneo desde el escenario.

La cara más slam vino con “Cerberus“, que es uno de sus temas más brutales del nuevo trabajo, lo que dio pie a Fernando para decirle al final al público: “ahora toca mataros“. Todo esto mientras no paraba todo el rato de repartir camisetas, discos y merch variado desde el escenario, dejando claro que era una fiesta ante todo para CANNIBAL GRANDPA. Otra nueva referencia al primer disco que según ellos el público tenía que conocer vino con “Albert Fish“, seguida de “Dear diary” y el single del nuevo “Mandinga“, sin las colaboraciones en este caso de Rok de WITHIN DESTRUCTION como sí ocurre en el disco. Este tema fue aprovechado para montar un wall of death que, un poco desorganizado, no quedó muy brutal ciertamente.

Sin darnos cuenta ya se acercaba el final, con otra referencia al debut, “Legacy“, tras la cual aprovecharon a llamar de nuevo a Luke Griffin que atendía atento al concierto en escena detrás de la banda. Con un protagonismo bastante grande por su parte, interpretaron “Septum signa inferno“, que sonó como en el disco donde el propio Luke colabora en este corte precisamente. Como regalo para el propio vocalista por aceptar la invitación, CANNIBAL GRANDPA interpretó un tema de sus propios ACRANIA, “Disillusion in a discordant system“, que fue muy efusivamente respondido por la gente. Para acabar con más sangre por si ya había habido poca, de la mano de “Drown in silver“, que cerró así casi una hora de concierto.

A lo largo de toda la descarga CANNIBAL GRANDPA demostró que han pasado de nivel. Dominan el escenario y todas las facetas de esta música dentro y fuera de escena, cuidando los detalles y mimando al público que tienen y al que pueda descubrirles. Todo ello sin olvidar de donde vienen, como demostró la segunda planta de la sala Cool Stage, donde las familias de los miembros del grupo no perdían detalle del desarrollo de los acontecimientos de sus retoños, grabando la descarga y haciendo todas las fotos que podían. Son jóvenes, pero tienen los pies en el suelo y saben lo que tienen que hacer y, de momento, lo están haciendo bien. Lo vivido esta noche no fue más que una fiesta de confirmación para familia y amigos.

Texto:

Fotografías:

Album completo a continuación:

Comparte:

COMENTARIOS