CANNABICAL – Vomitorium, 2013

Enlaces: Facebook Otro enlace

cannabical02“Un nuevo reto, superado sin discográfica, sin enchufes, sin padrinos, sacando el dinero de las piedras… Con dos miembros estudiando y los otros dos en el paro, aún así “Vomitorium” está en tus manos”.

De esta forma comienzan las primeras líneas del apartado de agradecimientos del libreto de “Vomitorium”, nuevo disco de los burgaleses CANNABICAL, quienes ya editaran su primer álbum el año pasado, titulado “La Manzana Metálica”.

No obstante, si hablamos del cuarteto castellano no se trata de una banda neófita en esto de la música. Su origen lo podemos encontrar en el grupo DEUDEZ CONTINUO, formado hace nada menos que quince años, pasándose a llamar posteriormente THC. Desde luego CANNABICAL me parece un ejemplo de constancia y superación en todos los sentidos. No solo por su pre-historia o lo que se indica en el primer párrafo de la presente reseña, extraído del puño y letra de su batería y voz “El Pelos”, sino por ese progreso y perfeccionamiento de su música observado en “Vomitorium”, al menos respecto a su álbum anterior.

Si aquel disco debut tomaba prestadas influencias de grupos tan interesantes y dispares como unos ANAL HARD, MORTSUBITE, KOMA o S.A., en mi opinión pecaba de una indisimulada linealidad, lo cual derivaba en un resultado que dejaba entrever una posible cierta mejora en el futuro. Lo contrario, confirmar esa apuesta excesivamente plana, sería, como dice una de sus canciones, “suicida”, y más en los tiempos que corren.

En “Vomitorium”, desde luego, se han superado en todos los sentidos. Ya no solo por la mejora en el sonido (grabado en el estudio La Puerta Negra y producido por Jorge Matute), sino por una mayor elaboración de su música, una estructura musical más trabajada dentro de la linealidad del hardcore / metal que practican y, además, por una considerable y notable inspiración en las composiciones.

Quizás, en estas musas que envuelven “Vomitorium”, y en esa mayor deslinealidad de sus canciones, está el secreto para saber valorar el nuevo trabajo de CANNABICAL. Tenemos la contundencia y potencia de El Diablo en el Cuerpo, la machacona-(apisonadora) Cielo e Infierno y la poderosa y actual Igualdad, pero igualmente escuchamos la magia, sí, esa que tiene “Vomitorium” y que, a grandes rasgos no poseía “La Manzana Metálica”, en Yanqui Virus, Sé Que Me Odias (todo un himno con un estribillo magnífico) o la final Siente Como Él.

Si tuviéramos que relacionar la evolución del nuevo álbum con el anterior, podría arriesgarme a afirmar que el grupo ha sabido partir, de forma acertada, de temas pasados como Secreta, de su magia (sí, lo sé, es la segunda vez que utilizo el término), y de la inspiración de sus riffs. De hecho, los riffs constituyen una base importante de “Vomitorium”, estigmatizados de forma especial y notoria en cortes como el inicial El Fin Justifica los Medios.

En cuestión de temática, si has leído títulos como los ya indicados, o te paras a leer la letra de Dolor y Miedo, por citar tan solo un ejemplo más, te darás cuenta que los de Burgos siguen apostando por la crítica social más actual.

Aparte, el disco se hace corto, cuando la escucha del anterior se dilataba demasiado. El haber pasado de 15 a 10 temas en el tracklist, ayuda al análisis y disfrute continuo del mismo. Un punto más a su favor.

Creo que han aprendido de los errores, y esta vez sí, lo han conseguido. Recuerdo terminar la reseña de “La Manzana Metálica” indicando que, aún siendo un trabajo claramente mejorable, no estaba mal, y que estaría atento al nuevo material. Afortunadamente no me lo he perdido… Un gran paso adelante.

firmatopo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS