CALIBRE ZERO – Con las botas puestas, 2014

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook

calibrezero77Uno de los aspectos que más se les suele achacar a grupos como AC/DC y MOTORHEAD es la de publicar el mismo disco año tras año. Si bien es cierto que de la edición de un trabajo de cualquiera de estas bandas al inmediatamente posterior apenas hay diferencias, esto les ha hecho tener un público fiel y devoto de cada uno de sus lanzamientos. Sí, han conseguido esa “marca de fábrica”, ese sonido plenamente identificable y reconocible escuche uno el disco que escuche, lograr una etiqueta ajena a modas y estilos musicales que les hace especialmente grandes.

Esto es lo que pasa, en cierto modo, con CALIBRE ZERO. Desde su inicial Jugando con fuego (2008) hasta este Con las botas puestas (2014) han transcurrido seis años y dos discos intermedios: Inmune (2009) y Muerde la vida (2011), y lo que está medianamente claro es que los madrileños no han variado en exceso la fórmula inicial. Dicen los ingleses que si algo funciona por qué tocarlo, y los de la capital han hecho suya esta frase extrapolándola a lo estrictamente musical y su actitud ante la sociedad. ¿El resultado? Un producto totalmente reconocible para los oídos del fan de la banda.

Retomando el hilo de las bandas de Angus Young y Lemmy Kilmister, si bien es cierto que su fórmula es identificable en cada uno de sus discos, también lo es que discos como High voltage y Black ice son bastante diferentes entre sí: los grupos cambian, el tiempo pasa y las circunstancias que rodean a la banda son distintas. Lo mismo ocurre con Ace of spades y Kiss of death, por extrapolar el ejemplo a la banda del bueno de Lemmy. Bien, con CALIBRE ZERO ocurre exactamente lo mismo, a pesar de cargar con una mochila menos pesada a sus espaldas y durante muchos menos años.

En efecto, si los primeros discos de CALIBRE iban directos a la yugular, situándose entre las coordenadas de un hipotético triángulo musical, con los vértices ubicados en grupos como BLACK SABBATH, MOTORHEAD y BARRICADA, ya en Muerde la vida (2011) -para mí el verdadero punto de inflexión de la banda a todos los niveles-, esta similitud carece de sentido: CALIBRE ZERO había logrado su propio sonido y, además, había facturado un disco plenamente reconocible pero esta vez más variado, heterogéneo y cromático…, distinto a los anteriores. Los grupos cambian, el tiempo transcurre y, sobre todo, las circunstancias que rodean a la banda son distintas. Muerde la vida es el Black ice del High voltage, el Kiss of death del Ace of spades, un disco 100% CALIBRE ZERO pero, a su vez, distinto a sus anteriores lanzamientos.

En aquel caso CALIBRE ZERO da el salto a América y logra editar su disco más internacional. Aunque ya sus dos primeros discos se habían distribuido en Francia y Alemania por STF Records, esta vez existe edición latinoamericana, distribuida por el sello mexicano Carpe Diem, y el grupo empieza a girar por México. Todo empieza a ir rodado…

Vayamos, dicho todo esto, al nuevo disco. ¿Acentúa Con las botas puestas esa innovación dentro del inmovilismo atribuido a la banda? La respuesta es rotunda: SÍ. En cierta forma el disco es una continuación de Muerde la vida (variado, heterogéneo) pero con la tilde situada en la carga melódica. Con las botas puestas es un disco 100% CALIBRE ZERO, directo, crudo, pero a su vez es su trabajo más melódico hasta la fecha. Los mejores ejemplos de lo que indico son “Esclavizados”, “Previa de un nuevo amanecer” (con unos riffs muy hardrockeros y el verdadero highlight del disco) y “Hoy tu ciudad es mi hogar”, un verdadero homenaje al riff de guitarra como recurso tradicional del rock, como también lo son en este sentido “Si no es ahora ¿cuándo?” y el muy bien estructurado “Aún arde su fuego”. Además, el grupo ha incluido un tema un tanto blues rock en la mitad del disco (“Tu sola presencia”), que los vuelve a virar al vértice BLACK SABBATH del triángulo de sus inicios por su cadencia y ritmos pesados. Otra muestra más de la movilidad dentro de la fijeza o, mejor dicho, equilibrio musical del grupo.

Se agradecen los pocos solos de guitarra del disco (en los discos de CALIBRE la verdad es que echo en falta más, pero es lo que hay), muy bien ejemplificados por “Nuevo orden mundial” y “Tu día llegará”, al igual que gratifica al oído sensibilizado con todo lo que nos rodea, las letras combativas de la banda, muy bien representadas por la auténtica declaración de principios del corte que da título al disco.

Obviaré el último tema, “Dejadnos vivir en paz”, ya que considero que es la composición más mediocre de la carrera de la banda, injustamente colocada en el que igualmente considero que es el mejor trabajo del grupo hasta la fecha. Y lo digo no porque sea un tema muy “calimochero” y uno se aleje siempre de esos terrenos musicales, sino porque compositivamente es un tema que pasa sin pena ni gloria y emborrona a modo casi de “bonus track” las buenas sensaciones profesadas hasta entonces.

Carga melódica, inclusión de referencias de otros estilos musicales como el blues…, esa especie de continuación de Muerde la vida –aun con sus elementos propios- no queda en lo estrictamente musical. Editado por Maldito Records en España, Carpe Diem vuelve a editarlo en México y esta vez es Pure Steel Records quien lo mueve en Europa. Además, éste se puede encontrar en tiendas físicas de Japón y Perú.

CALIBRE ZERO son los mismos, y a su vez no lo son, que aquellos jóvenes que empezaban su carrera musical en 2008. Quizás en el fuero interno de cada uno de ellos sean prácticamente los mismos en muchos sentidos, pero las circunstancias han cambiado. Ya no son un grupo que se limita a recorrer España en una furgoneta, pateándose todos y cada uno de los pueblos de la piel de toro, sino que desde aquel Muerde la vida la banda se ha hecho más internacional, llegando al cenit de lo que indico, con la gira americana “Vivir para ganar” del año pasado.

Más recientemente, con este Con las botas puestas, que lo que hace es apuntalar la línea ascendente, en muchos sentidos, iniciada desde el verdadero punto de inflexión que supuso  Muerde la vida. Un disco, el nuevo, que no defraudará a los viejos seguidores de la banda, pero que no creo que incorpore nuevos fans para la causa…

firmatopo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS