CALIBRE ZERO – Muerde la Vida, 2011

Enlaces:

calibrezero66Sin actitud no hay rock n roll, y precisamente actitud es lo que les sobra a estos madrileños desde que debutaron discográficamente en 2008 con aquel, ya lejano, Jugando con Fuego. Por tanto, la ecuación lógicamente da como resultado rock, así, a secas, aunque con matices, como desvelaré más adelante.

CALIBRE ZERO vuelven a la carga con su tercer y nuevo trabajo, en el que hincan el diente a todo lo que les rodea y hace pensar. Hasta llegar al hueso, hasta el esqueleto que “levanta” en cierto modo el mundo en que vivimos. En el que muerden la vida con su apuesta musical y sus letras críticas y contestatarias, en las cuales intentan despertar el alma crítica que todos, en mayor o menor medida, tenemos. Muchos adormecida, por cierto.

Con su disco más internacional (aunque ya sus dos discos anteriores se habían distribuido en Francia y Alemania por STF Records), consiguen esta vez cruzar el charco y ampliar fronteras. En este caso, aunque Muerde la Vida ha sido grabado en España, en los estudios Traste Cero por Ángel Muñoz y la edición española corre a cargo de Gaser Discos y RHM Producciones, sin embargo han contado con el trabajo de José Ibáñez en los Monopolio Estudios en San Juan de Puerto Rico, en todo lo que concierne a la producción y mezcla. Aparte, hay edición latinoamericana, distribuida por el sello mexicano Carpe Diem.

calibrezero52Para incidir aún más en ese carácter internacional de este nuevo trabajo, la banda ha contado con la labor de Brett Caldas en la masterización, en los estudios Tower Records de Montpellier (Francia). La venta en Europa se realiza a través de iTunes y tiendas digitales, así como el grupo cuenta con spotify para hacer que los fans, y todo el que quiera, pueda disfrutar del disco en streaming.

Como veis, todo perfectamente planificado a gran escala para llegar a cuanto más público mejor. Y el esfuerzo merece la pena. Muerde la Vida es el mejor trabajo hasta la fecha de los CALIBRE. El más variado, el más heterogéneo, el más elaborado a la vez que fresco (aunque suponga una aparente contradicción), y, en mi opinión el más heavy. Ejemplos de esto último los podemos encontrar en unas guitarras a nivel general más heavies en todo el disco, especialmente hirientes en Mil Veces Repetirán y El Humo de la Confusión (tema sorprendente por su exquisita estructuración, guitarras afiladas a la vez con partes pesadas tan típicas de Inmune, su anterior cd). Sin olvidar esos riffs que me recuerdan a SAXON o TYGERS OF PAN TANG en Sin Freno ni Marcha Atrás. ¿Entendéis pues que es el trabajo más variado de CALIBRE ZERO? ¡Si hasta la NWOBHM tiene cabida en el disco aunque sea en pequeños matices!

calibrezero53Las declaraciones de intenciones envueltas en las típicas composiciones del pasado, siguen ahí, desde luego. CALIBRE ZERO no cambia, evoluciona sin perder de vista su espíritu, sin desligar su espectro del cuerpo sólido que empezaron a hacer crecer hace ya años. Solo hay que escuchar el single Muerde la Vida y el directo Sin Actitud no hay Rock N Roll. Verdaderos himnos calibreros, que invitan a destrozar todo lo que se encuentre a tu paso, envalentonados por el amable señor de la portada (buen diseño gráfico a cargo de Elisa “Inspirateca”).

El rock y el punk siguen siendo parte importante de CALIBRE ZERO en Muerde la Vida. Basta con escuchar de primeras el disco y centrarse más exclusivamente en cortes como Es Tiempo de Reaccionar, el cual con un aire un poco diferente y ligeras modificaciones podría llegar a ser hasta un tema crust bastante interesante.

Y no me podría olvidar de ese aire BLACK SABBATH tan presente en el grupo. Desde luego una de las bases donde cimenta sus bases los CALIBRE son los riffs de guitarra. En esta ocasión uno vuelve a sentir en la cara ese soplo oscuro tan propio de cortes de su primer disco como Es El Momento, Dilo Alto o La Espiral, que en mi opinión se había “perdido” en cierto modo con su segundo trabajo, y que vuelve con fuerza con Impunidad, Si Yo Creo en Ti, Vivir Para Ganar y la fantástica Volver a Comenzar, esta última canción muy inspirada en los de Tony Iommi, con riffs básicos y pesados, lúgubres y cavernícolas.

En definitiva, estamos ante un trabajo muy variado dentro de los límites tan estrechos que marca el grupo. El alma de los CALIBRE sigue presente, no se impurifica ni se ensucia, sino que se enriquece con detalles y matices que hacen que este sea un disco muy, muy interesante, para los fans y seguidores de la banda. Su mejor disco hasta la fecha, sin duda, al menos para un servidor. El más variado, el más diverso, el más “diferente”, pero ¡ojo!, sin perder la esencia, porque sin actitud no hay rock n roll, y eso lo saben Ricardo, Miguel, Antonio y Pedro. Pocas veces me he encontrado con grupos con las ideas tan claras…

firmatopo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS