BULLETS OF MISERY – Summum post mortem, 2015

Enlaces: Facebook Youtube Twitter BandCamp

bulletsofmisery03La reseña que hoy nos ocupa ha sido escrita desde una perspectiva privilegiada, ya que aún conservo la resaca de los últimos conciertos de BULLETS OF MISERY. El escenario debería el lugar natural de las bandas, donde el público se enfrenta cara a cara con la realidad de su música para saber quiénes son. En el caso de esta banda de Gernika el directo que ofrecen va mucho más allá de lo habitual; sobre las tablas son capaces de arrastrar al público al epicentro de su esencia y hacerle partícipe de todo lo que son capaces de ofrecer. Esta circunstancia me ha aportado un enfoque más amplio para percibir la salvajada sonora que tengo entre las manos.

Y esta salvajada no es otra que Summum Post Mortem (2015), un redondo que surge de las mismas entrañas de Agony (batería), Mikel y Lea (guitarras), Idurri (voces), y Egia (bajo). Una formación magistral que dota de forma y volumen a los cinco temas que componen este adictivo EP, capaces de salpicar al oyente de sangre y vísceras desde la misma portada. Un trabajo con una línea muy cercana al deathcore que atrapa con su brutalidad bien hecha, salpicada de breakdowns y blastbeats.

La expresividad y contundencia de los temas viene dada, en parte, por los marcados cambios rítmicos que contienen los cortes, dotándolos de dinamismo, pero impidiendo que se pierda el hilo de lo que se está escuchando. Las bases de los subgraves te dejan sin aliento, mientras generan una estructura extremadamente sólida para que las guitarras, con unos solos muy bien ejecutados, puedan desplegar el brillo y el protagonismo que merecen. La explosión de odio de la voz de Iturri, termina de coronar la composición de una manera salvaje.

La grandeza de BULLETS OF MISERY reside en que además de contar con unos músicos brutales, han logrado ubicar cada instrumento en su lugar, para ofrecer un abanico de frecuencias sonoras donde la técnica de cada uno tiene el espacio suficiente en el que desarrollarse. Gracias a ello, podemos recorrer salvajes etapas de doble bombo, un bajo muy sólido y presente, espectaculares riffs de guitarra y derivaciones vocales a cada momento que oscilan desde el growl más brutal hasta el gorrino más chirriante.

Para terminar, me gustaría reiterarme en la cuestión que abría la reseña, y es que no perdáis la ocasión de ver a BULLETS OF MISERY en directo. Eso sí, ya os aviso que las agujetas cervicales no os dejarán vivir durante varios días, pero para compensar, tampoco lo hará el impacto del espectáculo que disfrutaréis.

Un puto diez para ellos.

firmamarta

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS