BRIDGE TO NOWHERE – Wars of Avalmeth, 2015

Enlaces: Facebook

bridgetonowhere01Llevo unos días pensando en cómo afrontar esta reseña sin ser demasiado duro sin conseguirlo. Y es que el problema es que me cuesta muchísimo aguantar el disco entero, y más cuando su duración de casi una hora no ayuda. Aunque, por supuesto, esto no se trata de dar palos porque sí, que tampoco es cuestión, y que también hay cosas positivas, así que vamos allá.

El disco está estructurado como una obra conceptual explicada en inglés en su introducción y que nos va poniendo en situación en los sucesivos interludios (aquí nombrados como «Chapters»), y sinceramente, Wars of Avalmeth empieza (cuando da comienzo la música en sí) muy bien con «Invaders», y algo ya nos llama poderosamente la atención, y es el tremendo parecido (lógicamente, salvando distancias)  tanto en las voces como en algunos riffs, con KING DIAMOND. Algo que en las siguientes canciones se diluye un poco para dar paso a un heavy metal con tintes épicos y abuso de medios tiempos.

Quizás el problema de este disco debut sea la total falta de contundencia en la producción. Todo suena demasiado «inofensivo» para unos temas que claman un sonido poderoso. La voz de Ana Rochas (conocida por cantar en SAVE US y WEREWORLD), aun siendo de lo más destacado del conjunto (aunque con partes muy mejorables, por ejemplo, en las partes más agudas de la primera parte de la canción que da título al disco, probablemente achacable a la floja producción), no puede ser la protagonista por encima de unas guitarras demasiado apagadas y una sección rítmica muy blandita.

Es cierto que Wars of Avalmeth gana enteros desprejuiciándote tras cada escucha, pero por desgracia, tras darle varias oportunidades, es un disco del que te acabas quedando con partes, con retazos, con ese solo o ese riff que te llega, pero que no es suficiente para quedar totalmente satisfecho. Y a todas luces, la duración del disco es excesiva. También es verdad que el grupo intenta hacer el álbum entretenido, aunque sin conseguirlo, y desafortunadamente las intenciones solas no bastan. Incluso el buen trabajo de Ana (aunque su acento sea mejorable), que se desata con varios registros que llegan al punto lírico máximo en «Martyr», se ve empañado, como afirmé anteriormente, por el sonido.

En definitiva, BRIDGE TO NOWHERE es un grupo que desprende toda la ilusión del mundo, pero tienen que pulir muchas cosas para sucesivas obras. Con suerte seguro que lo pueden conseguir…

miguelfirma

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS