BLUT AUS NORD (FRA) – Deus salutis meae, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Todo el mundo sabe que BLUT AUS NORD son camaleónicos y unos trabajadores incansables. Entre álbumes completos, EPs y splits, llevamos ya la friolera de 22 obras. Y lo más llamativo es que, con todas las “sagas” y trilogías que tienen, es como si fuesen distintas bandas en una. Hay ciertos patrones comunes, sí, pero dígame usted en qué se parecen 777 – CosmosophyMemoria Vetusta III: Saturnian Poetry. Dos trabajos que apenas tienen un par de años de diferencia (2012 y 2014). Además, saber a qué saga pertenece cada obra ayuda mucho para saber ante qué personalidad nos encontramos. Y lo más impresionante es que dentro de cada personalidad la banda va evolucionando. Realmente Vindsval no necesita proyectos paralelos, todos están dentro de BLUT AUS NORD

Deus salutis meae pertenece a la “línea principal” estilística del grupo, es decir, sus predecesores han sido The work which transforms God, que en 2003 cambió la banda para siempre, el polémico MoRT, en el que la metamorfosis del grupo brilló definitivamente (aún ni se imaginaba el juego con las diferentes trilogías) o incluso el reciente split con AEVANGELIST, su última referencia hasta ahora. Compararlo con el black metal naturalista de los Memoria Vetusta, la crudeza de los What one was… Liber o los personalísimos 777 sería un tremendo error. Tanto como establecer si GODFLESH son superiores o inferiores a WATAIN.

Deus salutis meae pasará a la historia como el álbum más accesible en la carrera de BLUT AUS NORD. ¿Esto es algo positivo o negativo? Todo depende de lo que espere el oyente. Ya de entrada creo que tendrá claro que superar a MoRT, una de sus piedras angulares, será difícil. Pero partiendo de esta base, los franceses no han vuelto a revolucionar su sonido. Lo han simplificado, apenas media hora de trabajo, pero sigue siendo un disco a años luz de lo que puedan hacer muchísimas bandas. Su accesibilidad se debe a esa simpleza, a reunir los elementos que hacen a BLUT AUS NORD lo que es (esa mezcla entre industrial, black, ambiental y la manera en la que todo encaja), pero con un enfoque más directo. Tenemos los riffs y las voces con eco, los interludios tenebrosos, su manera tan peculiar e indescriptible de meter velocidad. Esa misma que hace que enseguida sepas que son ellos. La única diferencia es que todo está más compactado, no se “recrean tanto”, no vamos a tener una canción tipo “Procession of the dead clowns” en este opus, para que nos entendamos. Al menos en cuanto a longitud. 

Así, con esta accesibilidad, Deus salutis meae es un álbum completo que pasa volando, no se hace pesado. Porque aunque otras obras como 777 – The Desanctification son excelentes, hay que reconocer que la paciencia es necesaria para acabarlos de una sentada, pues todos los trabajos de BLUT AUS NORD (y este no es una excepción) están hechos para ser degustados en una sola sesión. Por contra, esta accesibilidad hace que se quede una sensación de que en esta ocasión apenas han avanzado, es más como un resumen de MoRT, The work… u Odinist. He leído incluso que este álbum sigue los pasos de su split con AEVANGELIST, el Codex Obscura Nomina, con lo que no estoy de acuerdo. Aquel split tenía más en común con esa rara avis puramente industrial como era el EP Thematic emanation of archetypal multiplicity que con la línea principal del grupo. 

Quizás las reminiscencias a los trabajos antes citados, o simplemente el no ser uno de ellos, pese demasiado. Pero también es positivo que el grupo muestre de vez en cuando una cara más amable y directa, menos árida y difícil de tragar. De ahí que su principal función, a mi parecer, sea el introducir a nuevos acólitos a su música. Es un trabajo previsible, con el sonido clásico, sin nada nuevo. Pero suena tan jodidamente bien, tan atractivo y entra tan bien a la primera, que no me queda más remedio que ser indulgente con ellos, cual niño mimado. Además, a estas alturas de la historia, qué más da que no inventen nada nuevo mientras sigan ofreciendo álbumes tan sólidos. 


Comparte:

COMENTARIOS