BLOODYWOOD (IND) – Rakshak, 2022

Enlaces:

English version

Poco puede hacer el heavy metal en el vertiginoso mundo de las redes sociales y de las nuevas formas de consumir contenido en Internet. Los riffs de guitarra y las voces rasgadas no tienen hueco entre los bailes, los retos virales y la falsa positividad de TikTok e Instagram. Los grupos más pequeños, los que están empezando, cada vez tienen menos posibilidades de hacerse hueco y de encontrar sus quince minutos de gloria en Internet e incluso trascender al mainstream. Eso último es lo que ha logrado, en cierta medida, el grupo que este 2022 presenta su esperadísimo primer disco: los indios BLOODYWOOD.

La historia de esta banda es cuanto menos curiosa. El guitarrista Karan Katiyar ya había adquirido cierta fama en YouTube subiendo versiones en clave metal de éxitos de Bollywood, pero tenía problemas para encontrar un vocalista fijo hasta que conoció a Jayant Bhadula. Como BLOODYWOOD y en formación de dúo comenzaron a publicar sus primeras versiones en 2016. Entre ellas una que adquirió cierta relevancia: una reinterpretación de «Heavy» de LINKIN PARK en un estilo similar al de los dos primeros discos de la banda californiana. Aún así, no se olvidaron de sus raíces y siguieron publicando covers de canciones de Bollywood. Para una de ellas, «Ari, Ari» contaron con la colaboración del rapero Raoul Kerr, que a partir de entonces entró a formar parte de la banda como miembro a tiempo completo. Una historia contada a la perfección en su documental ‘Raj against the machine‘. Ojo ahí a ese juego de palabras.

Con una formación estable, siguieron el camino de muchas bandas de covers y compusieron temas propios que han ido publicando en forma de videoclips a lo largo de estos últimos años en su canal de YouTube. Todos ellos aparecen en Rakshak, un disco que sirve de carta de presentación de una propuesta más que interesante. Y es que, aunque ellos mismos se clasifiquen como folk metal, su propuesta poco tiene que ver con la que nos llega desde Escandinavia, y no solo por utilizar instrumentos tradicionales de su India natal.

De hecho, su sonido casi que está más cerca de grupos como SOULFLY que de ENSIFERUM, ya que la base metálica de la banda es más cercana al nu metal, por la mezcla de voz rapeada (en inglés) con otra más rasgada (en su lengua natal) y al metalcore (por las capas de electrónica y teclados que adornan algunos fragmentos). Todo ello, sumado a unos estribillos potentes y pegadizos convierten a temas como «Machi bhasad«, «Jee Veerey» o «Endurant«, los primeros temas originales con los que se dieron a conocer, en auténticas vencedoras del disco.

Aún así, tampoco hay que dejar pasar por alto las nuevas composiciones. Es el caso de la inicial «Gaddaar«, «Dana-Dan» o «Chakh Le«, asentadas en potentes y cortantes riffs de guitarra mezclados con instrumentación tradicional hindú. En esa línea transcurre también «Aaj«, segundo corte del álbum y canción que han escogido como single de presentación porque sintetiza todo lo que es la propuesta de BLOODYWOOD.

Aún así, también encontramos momentos más calmados y en los que sale a relucir su gusto por propuestas más atmosféricas. Es el caso de «Zanjeero se» o «Yaad«, otra de sus canciones antiguas que aparecen en este disco. Cierran con otro corte mucho más experimental, «BSDK.exe«.

Por suerte, el heavy metal es una música cada vez más global y cada vez encontramos propuestas más interesantes provenientes de países en los que hace apenas unos años era impensable. Si bien BLOODYWOOD no son la primera banda en salir de la India, sí que parecen ser la que tiene más determinación por triunfar y darse a conocer en todo el planeta. Algo que estoy seguro que van a lograr con Rakshak, su primer larga duración, en el que dan señales de que pueden convertirse en una de las bandas punteras a nivel mundial en tan solo unos años. Y ojo, que además demuestran que no quieren ser una banda de música, sino un movimiento en el que quieren dar voz a la salud mental o a los problemas de la gente silenciada.

Comparte: