BLAVK ORB – Empire, 2018

Enlaces: Facebook

Nuevamente la costa mediterránea se consolida como la cuna de bandas de metal instrumental. En esta ocasión Barcelona es la urbe que ha visto nacer a BLAVK ORB, el trío formado por Rafa Arjona (batería), Daniel G. Nogales (guitarras) y Dani Solé (guitarras) y que ha contado con la colaboración de Dídac Pedrero (bajo).

Empire es la carta de presentación de la banda. Un trabajo conceptual que, tomando como símil un imperio, recorre las diferentes fases por las que transcurre cualquier ente con consciencia. Cada canción es una fase que  podría reflejar la evolución de un ser vivo.

El disco ha sido grabado, mezclado y producido por la propia banda, generando un sonido muy personal en los arreglos de los temas.

Es un disco que sabe a poco, ya que está compuesto por cuatro temas que llegan a una duración inferior a la media hora, si bien sirve para ver los mimbres sobre los que se forjará su futura carrera.

Una de las prinicpales características que podemos ver en BLAVK ORB es la ausencia de un carácter definitorio de su estilo, percibiéndose un amplio espectro de sonidos dentro del universo del metal.

Si bien con carácter general estamos hablando de un debut interesante, es cierto que hay elementos que podrían mejorarse en futuros trabajos, ya que al ser una formación centrada en la parte instrumental, quizás el número de compases que repiten la misma figura puede llegara ser excesivo, sensación que se ve incrementada especialmente al ser una banda en la que ninguna de las guitarras asume el papel de solista.

Por otra parte, el sonido pierde definición en los momentos en los que la batería entra con más contundencia en los temas. Quizás se debe a que el sonido conseguido para ella resulta poco procesado, lo cual no es necesariamente malo, pero sí que debe tratar de compaginar más el sonido del bombo con el del bajo a la hora de mezclar.

Finalmente, la sensación que deja Empire es que muchas veces los títulos de los cortes no se compadecen del sentido que uno podría prever. Por ejemplo, el sonido de “The seed” es muy rápido, cuando quizás lo suyo habría sido un inicio in crescendo hasta llegar al punto álgido que diera paso a la “Expansion“. A su vez, este tema presenta un sonido demasiado oscuro para una fase de connotaciones positivas, como sería la consolidación de un ser vivo, quizás más propio de la decandencia (“The decadence“). Son cuestiones de matiz que sólo proceden de saber el concepto del trabajo, pero esto no hace de menos la calidad de los temas.

Como conclusión, Empire es un gran inicio de este ser vivo que se llama BLAVK ORB. Habrá que estar atentos a sus futuros pasos.

Comparte:

COMENTARIOS