BLACKENED SYMPHONY (ITA) – Blackened Symphony, 2016

Enlaces: Facebook BandCamp

Art Gates Records nos trae el nuevo disco homónimo de BLACKENED SYMPHONY, una banda italiana que define su estilo como death metal melódico con toques de música electrónica. Quizás decir que se incluyen elementos de la música electrónica sea mucho decir, ya que lo más destacable en este sentido es que incorpora los sintetizadores en varios de sus temas pero más como un mero acompañamiento sin que la sonoridad difiera mucho de esos temas con los restantes. A decir verdad, el estilo recuerda a SCAR SYMMETRY del Holographic universe o los IN FLAMES de la época del Clayman, sobre todo en los temas “Rebellion” y “One day”.

Las composiciones cumplen con los estándares de death melódico en cuanto a contundencia y agresividad, si bien flaquea algo en las partes melódicas, en parte por el registro que utiliza Leo y por la forma en la que arrastra las letras al compaginarlas con la armonía del tema. De esa forma se asemeja más a vocalistas de grupos de punk/rock como Billie Joe Amstrong (GREEN DAY) que a, por ejemplo, Mikael Stanne (DARK TRANQUILITY) o Christian Älvestam (SCAR SYMMETRY). Como excepción, en “Frozen sun” el timbre y el pitch que utiliza sí combinan mejor con la personalidad de la canción.

De los demás miembros de la banda, el papel más destacable desde el punto de vista técnico lo tendría Max (batería), que es quien más marca las distintas intensidades en temas como “Self control” o “40 seasons”.

Volviendo con el tema compositivo, si bien los 10 cortes (9 si descontamos la primera pista instrumental) no marcarán un antes y un después en el género, si hay buenos hits como son el caso de “Chain” y “Frozen sun”. Los demás se mantienen en un buen nivel salvo la balada “Like a butterfly’s life”, que puede resultar bastante prescindible y previsible. Se podría haber mejorado considerablemente si se le hubiera incluido algún solo de guitarra con feeling.

Un aspecto que se puede mejorar de manera considerable es la mezcla y producción del disco, ya que en muchos momentos se genera una bola entre todos los instrumentos y las voces, sobre todo al entrar los teclados y sintetizadores. Por ejemplo, el sonido de “Chain” es bastante mejor que el de “Rebellion” y es precisamente por la ausencia de teclados en la primera.

Como conclusión, Blackened Symphony es una obra discreta de death metal melódico.

Comparte:

COMENTARIOS