BLACK KIRIN (黒麒) (CHN) – The Nanking massacre (金陵祭), 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Hubo muchas violaciones, y siempre acababan en asesinato. Mientras las violaban, las mujeres eran seres humanos. Pero una vez había concluido, se convertían en poco menos que carne de cerdo”.

Esta es tan sólo una muestra de los horrores innombrables que sucedieron durante una de las mayores y más sanguinarias matanzas del siglo XX. En 1937 el ejército japonés conquistó la ciudad china de Nankín, y durante los días posteriores su población sería presa de un exterminio que acabaría con la vida de entre 100000 y 500000 civiles. Ejecuciones, violaciones, torturas, pillaje, competiciones de decapitación… todo un despliegue de salvajismo que ha sufrido el ominoso silencio internacional durante años.

Esta es también la historia que BLACK KIRIN (黒麒) quiere mantener viva, como homenaje a las víctimas que allí perecieron y para enviar un mensaje sobre la importancia de lograr un mundo libre de guerras. En sus anteriores trabajos (dos discos de larga duración, demos y varios EP) ya abordaron este tema, si bien The Nanking massacre (金陵祭) supone un gran salto no solamente en términos cualitativos, sino por su carga emocional excepcionalmente tangible.

En un examen somero podría extrañar la inclusión de tres únicas canciones susceptibles de englobarse dentro del género metal, intercaladas con otras cuatro puramente folclóricas. No obstante, dada su calidad y el contexto en el que se integran, conforman una composición de enorme coherencia. A quien haya seguido la trayectoria de este quinteto, además, no le resultará anómalo, habida cuenta de que su anterior disco era puramente orquestal.

Estilísticamente nos encontramos ante un sonido que bebe de distintas fuentes del metal extremo, con una instrumentación tendente hacia el death melódico y una voz desgarradora que encaja perfectamente en el rango vocal del black metal. A las guitarras contundentes y melódicas a partes iguales las acompaña una percusión potentísima y descarnada, que en ciertos momentos, como la primera mitad de “The song” (“金陵祭贰之恶业“), vira hacia parajes cercanos al black melódico que llega a recordar a los primeros CRADLE OF FILTH o a una versión más cruda de los taiwaneses CHTHONIC.

Junto a esta esencia metálica, los encargados de agregar el componente tradicional son un erhu y un guzheng. Estos dos instrumentos, en las manos adecuadas, pueden arrancar una música bella, delicada pero desgarradora cuando hacen su aparición. Especialmente durante los fragmentos más agresivos, se alzan majestuosamente sobre el resto de elementos, coronando la vorágine de violencia sonora como un lamento que no encuentra paz en una dolorosa y expresiva metáfora. No cabe duda de que su presencia arrolladora resulta imprescindible para alcanzar el grado tan alto de emotividad que destila cada una de las pistas. Demostrando que el quinteto mantiene una continua intención de profundizar en su herencia musical, en este caso suman la participación de un xun en “Wangchuan River” (“金陵祭叁之忘川“).

Los cortes instrumentales, como se adelantaba anteriormente, no son meros interludios, sino que complementan y completan el relato. La introducción, “1937”, muestra el sonido de una sirena de ataque aéreo y el estruendo de aviones de guerra en pleno vuelo, mezclado con unos llantos lejanos y un coro casi a modo de elegía. “Evocation” (“招魂“) se posiciona a medio camino entre el noise y lo tradicional, acompañado del sonido ahogado de fuego de ametralladora y los lamentos de quienes cayeron bajo las balas. “Nai He” (“奈何“) y “Thousand Years” (“千年“), ambientales y hermosas de la mano del guzheng, dibujan un óleo hermoso y desasosegante, como una imagen fija del hedor de la muerte en las calles, de la mirada perdida de los testigos sobrevivientes o del silencio punzante que sobrevolaba las fosas comunes.

Hay muchas maneras de aproximarse a un disco de metal: desde lo musical, desde lo emocional, desde lo extremo o desde lo histórico. En el caso de The Nanking massacre (金陵祭), comprender el contexto al que pertenece el relato, el mensaje que nos transmite y el dolor que emana cada una de las notas que lo conforman, resulta impresindible. Dedicar apenas unos minutos a informarse sobre lo que significó este oscuro capítulo de la historia transformará el disfrute de un disco de alto nivel en una experiencia vívida, apasionante y conmovedora. Una manera elevada de convertir la pasión por un género de música en un aprendizaje que nos ayude a comprender, a evolucionar y superar la maldición que nos empuja, como especie, a repetir los errores de nuestros antepasados.

Comparte:

COMENTARIOS