BLACK DEVIL – Anomalía, 2011

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook Youtube Twitter

Había ganas de escuchar el disco debut de un grupo al que llevamos siguiendo desde hace tiempo (benditas redes sociales desde las cuales BLACK DEVIL nos ha ido anticipando adelantos este tiempo atrás).

Es en 2008 cuando Eneko y Nor fundan la banda, comenzando a componer poco después y a moverse, como bien digo, por myspace, tuenti, facebook y demás redes internautas, aparte de patearse todos los escenarios asturianos. Es este año 2011, cuando el vocalista -y miembro fundador- Nor, tiene que abandonar el grupo por motivos geográficos, y entra en la formación el nuevo cantante, Dany Jack. El proceso de grabación y promoción del disco se acelera, llegando a colgar un video making-off con imágenes y videos de la grabación del disco objeto de esta reseña.

A los que conocíamos desde hace tiempo la música de BLACK DEVIL, este primer trabajo de la banda no nos ha pillado desprevenidos. BLACK DEVIL hereda musicalmente de su tierra astur, ese heavy metal con gran carga melódica de grupos como LYING, AVALANCH, DARKSUN o VENDAVAL, con un sonido que acompaña (grabado, mezclado y masterizado en los estudios Dynamita en Lugones) aunque el audio de la batería no me convenza personalmente (cuestión de gustos).

Buen trabajo a las guitarras de Eneko (interesantes riffs, muy a lo UFO, en Soy Dolor, una de las canciones más antiguas de la formación, y que se vuelve a interpretar al final del disco de forma diferente), con similitudes en las líneas vocales a sus paisanos LYING en temas como Lujuria es tu Nombre, y buen trabajo vocal de Dany (muy limpio) en otras composiciones más endurecidas y menos luminosas como Descenso al Infierno.

No obstante, destaca Última Estocada, tema anti-taurino ya presentado hace tiempo en internet, y Señor de la Guerra, con unos riffs de guitarra atrayentes y una base rítmica (formada por Mike Stamper y Pichi) a la altura, arropando en todo momento un estribillo sencillo a la vez que hímnico.

Por su parte, Mi Refugio nos presenta un seductor medio tiempo en su primera mitad para acelerarse poco a poco y mostrarnos uno de los temas más interesantes del disco. Aunque sería injusto olvidarnos de Ecos del Pasado, otra prueba de que estos asturianos saben facturar algo más que buenos estribillos.

En definitiva, está claro que Asturias tiene muy buenos grupos, en los 80’s, 90’s y ahora. Muchos de ellos compartiendo esos genes melódicos tan propios de su ámbito local. Y BLACK DEVIL tiene ese cromosoma “especial”, que los hace fácilmente relacionables con su escena regional. Eso es un punto positivo, pero también es cierto que los terrenos por donde se mueve el grupo, están un tanto saturados, y ahí solo quedan en pie los más fuertes. BLACK DEVIL está empezando a caminar, pero sus primeros pasos parecen firmes.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS