BLACK DESERT – The road is open, 2016

Enlaces: Facebook Twitter

blackdesert03Una de las cosas que más placer te da cuando llevas un tiempo haciendo reseñas, es observar como va evolucionando aquel partido del que reseñaste una de sus primeras referencias. Y es precisamente evolucionar lo que ha hecho BLACK DESERT desde que allá por abril de 2014 reseñara su primer álbum The beginning.

Por aquel entonces, la banda estaba formada por tan solo dos componentes: la cantante Ysa Bermejo y el guitarrista Ángel Agüera, que entre ambos se encargaron de grabar el disco, en plan hombre orquesta. Actualmente, el grupo está formado por seis integrantes, una formación bastante completa y que como he podido apreciar en este disco, suena completamente empacada.

Pero… ¿Que sería del crecimiento de una banda si no contara con la ayuda de los medios? Pues BLACK DESERT, en estos últimos dos años han aparecido en todo tipo de revistas, webs especializadas o incluso en programas como Metalovisión. Ahora, deben justificar este «hype» con su segundo álbum, The road is open. ¿Lo han conseguido?

Pues la verdad que escuchándolo podríamos decir que no solo han dado un paso adelante, sino que han dado tres o cuatro. Por un lado, suenan mucho más ampulosos y contundentes gracias al ya mencionado cambio de formación pero también tiene parte de culpa la labor tras los mandos del guitarrista de los extintos AFTER FOREVER Sander Gommans.

En cuanto a los temas, la inicial «Demonios» es una de las que más me han gustado. Un medio tiempo cadencioso y contundente, con un estribillo brutalmente pegadizo y que hacia el final de la canción es cantado en español. Sin duda, una de las mejores maneras de comenzar un disco.

En «Red hour» y «Bells» los teclados cogen más protagonismo. Mientras que el primero tiene una estructura más próxima al medio tiempo y comienza con una especie de órgano de iglesia, el segundo me recuerda bastante a los KAMELOT de la época Epica y The black halo ya que encontramos riffs de guitarra y patrones de batería algo más rápidos que en los dos temas anteriores.

«Something real«, un tema con omnipresentes orquestaciones que se encuentra más cercano al metal sinfónico que al arabesco que ellos practican y «Dreams of glycerine (part II)«, una balada a piano que acaba evolucionando hasta mutarse en un tema puramente SAVATAGE, son dos temas donde destaca la voz de Ysa sobremanera. Y es que la voz de esta chica es sin duda uno de los puntos fuertes del grupo. Su labor en todo el disco, no solo en estos temas es brutal.

«64 hours«, segundo single del disco, cuenta con la colaboración de Steffi de [IN MUTE], que añade sus característicos guturales haciendo dueto con Ysa en el que es el tema más extremo del disco -tiene hasta un semi-breakdown- pero que no descuida de añadir orquestaciones y otros arreglos.

En la homónima «The road is open» y «Seduced by the sand» nos encontramos con los temas más arabescos del disco. En el primero nos encontramos arreglos de corte más hindú y una intro de sitar mientras que en el segundo nos encontramos ante un tema con unas guitarras muy contundentes y una nueva actuación vocal soberbia de Ysa, que pasa sin despeinarse de prácticamente desgarrarse la voz a unos espectaculares agudos. Da carpetazo definitivo al disco «Horizonte«, una pieza acústica de poco más de dos minutos.

Segundo disco de esta prometedora banda riojana con el que han conseguido dar un gran paso adelante respecto a lo que pude escuchar en su primera referencia. El hecho de que hayan ampliado su formación y trabajado con un productor internacional ha provocado que ahora suenen infinitamente mejor que antes. Espero que sigan con esta progresión en sus próximos discos y que yo, simple redactor, sienta satisfacción por ver lo que han logrado porque les he reseñado dos veces. En sus manos está, y por lo que he visto en este disco, estoy seguro de que lo van a conseguir.

firmajosemanuel

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS