BEYOND MORTALITY (SWE) – Infected Life, 2013

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook Youtube Twitter Reverbnation

beyondmortality01Me gustaría empezar con una pequeña  introducción gastronómica, si no os importa. Me encanta el picante, y cuanto más mejor, por mucho que acabe bebiendo litros de agua arrepintiéndome y diciéndome que no volveré a pasarme. Cosa que incumplo, por supuesto. El picante le da un plus a la comida que es adictivo, y hace que muchas comidas sin ese plus, sean sosas. Pues mucho me temo que a los suecos BEYOND MORTALITY, les falta un tanto de picante. Y aunque los ingredientes no sean malos, les falta ese «algo» que haría devorar el plato, o en este caso, el álbum. Y es que, lo diré desde el principio, no se puede hacer un álbum de Death/Thrash/Groove sin apenas solos, que me ha costado encontrar más de dos. 

Podríamos decir que hay un acuerdo tácito entre músico y oyente, un acuerdo de oída, como el acuerdo de lectura que hay en la prensa. Es decir, según cada género y subgénero musical, el oyente espera A o B. No espero tapping a lo VAN HALEN en un disco de GODFLESH, ni concibo un álbum de la Bay Area sin solos (aunque METALLICA en 2003 argumentasen lo contrario). De ahí mi enfado con los suecos. Igual es que me estoy volviendo un intransigente…

Seré bien pensando y les daré el beneficio de la duda, que estaban intentando despegarse un poco de su «denominación de origen». Me explico, para bien o mal, BEYOND MORTALITY no suenan a Death Metal sueco clásico, están muy alejados de esa etiqueta, y en su lugar optan por un Death Metal grueso y acelerado, que arranca genial con Demand A Sacrifice, tema perfecto para dejarse el cuello, y si me apuráis para machacar el cuerpo en un moshpit. Ya sin descanso alguno nos introducen en Aborted, que posiblemente tenga los mejores trabajos de guitarra del álbum (y posiblemente el mejor corte del disco), y tal vez por no llegar ni a los 3 minutos, nos dejan con ganas de más. Algo simple y efectivo, esto sí que le da bien a los chavales.

Y de nuevo nos disparan otro cañonazo en forma de de Broken Souls, más lenta pero con un paso constante, como si viésemos que una apisonadora viene a por nosotros en un callejón sin salida. Incluso encontramos el primer solo del disco (hay otro por ahí en Fill My Ranks), y no se por qué le tienen tanta fobia, si no ha sido tan malo. Pero otra vez la canción se nos hace demasiado corta y planta el telón antes de que nos demos cuenta. Podéis averiguar el siguiente paso, vendrá el tema título del disco y en menos tiempo del que nos esperamos nos pasarán por encima. Algo que es bueno… y malo. Cualquier tema de los doce que componen este «Infected Life» es una muy buena mezcla de Death rápido y machacón, pero en conjunto se nos hace algo homogéneo (de nuevo, esto no es Slam Death, aquí no se espera homogeneidad absoluta), le falta ese «algo», que termine de engancharnos del todo.

Así encontramos esta dualidad, por un lado el disco se nos pasará volando, porque son nada más que 35 escasos minutos a reventar de mala leche. Pero por otro, vamos a echar en falta algo más de variedad, parece que se han apoyado exactamente en la misma estructura para los temas. Ahora, que demuestran que pueden componer unos riffs notables,  así que no penséis que todo es malo. Es más, alguna sección se quedará incrustada en vuestro cerebro. Pero les falta más atrevimiento, darle rienda suelta al mástil, variar un poco con las estructura, y seguir con los riffs bien hechos, como es el caso. 

No es el mejor comienzo de todos, pero es tan solo un debut y todavía tienen tiempo a evolucionar. Les daremos la oportunidad.

firmapablobalbontín

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS