BESTIAL INVASION (UKR) – Divine Comedy: Tragedy, 2021

Enlaces:

Portada del álbum Divine Comedy: Inferno de Bestial InvasionEnglish version here

Creo que todos conocemos bandas buenísimas que pasan totalmente desapercibidas, tanto que da rabia ver como pasan ni pena ni gloria. Hoy os traigo una de esas bandas. Ya en el el lejano año 2019, antes de que todo se fuera a la mierda por cierto virus pandémico descubrí no solo su anterior disco, si no a una de las mejores bandas de thrash técnico actuales ¿Como es posible entonces que no los conozcas, los veas de gira, aparezcan en los medios o festivales? La misma pregunta me hago yo. Luego recuerdo bandas veteranas que son clara influencias para ellos están igual o peor situadas en el radar del mainstream como: TOXIK, WATCHTOWERTARGET y se me cae el alma a los pies. La vida no es justa amigos, por eso pongo mi granito de arena dedicándoles unas sinceras palabras y esperando de corazón que esto llegue a mas gente.

El salto olímpico que han dado estos ukranianos es brutal y, cómo no, ambicioso. Entramos en los mundillos de disco conceptual y con ello, en una oportunidad perfecta de mostrar creatividad desbordante en una prueba de fuego sin parangón. El tema de la divina comedia y los pecados capitales estará sobreexplotado, pero cuando está bien tratado poco importa. Ya lo veréis y lo más importante ¡Lo sentiréis! En vuestras carnes con vibrante intensidad, queda totalmente garantizado.

Precisamente es gracias a esto que los temas, los cuales ya apuntaban a un engrandecimiento exponencial, ya han adquirido la consonancia bíblica, sagrada e incorruptible necesaria para entrar en el oyente. Ejecución impoluta e innata. Ingredientes principales que de por sí están recargados, se aprovechan de toda esta cultura para lograr solo lo que unos pocos pueden: Inyectar romanticismo y libido (tanto literal como musical) en vena, sin sufrir sobredosis tediosas de tecnicismos, haciendo parecer fácil lo difícil y recrear personalmente los pecados capitales a la perfección. Imposible no sentir el ansia de hambre en «Gluttony«, el culmen del orgasmo en «Lust«, la soledad de aquellas pobres almas de los no nacidos en «Limbo» o la falta de fe cristiana en «Heresy«. 

Está claro que, sí bien no se han aprovechado el género del metal progresivo, si han heredado las grandes virtudes o aura de este cuando se utiliza en álbumes conceptuales. La profundidad y la sensación de in crescendo de discos como Operation Mindcrime de QUEENSRYCHE o Parallers de FATES WARNING está muy presente, mucha grandeza justificada que se nota al ver como han rebajado las revoluciones para incrementar la atmosfera e inducirte a lo que seria sin duda alguna, un paseo por los círculos infernales. Justo cuando crees que la composición no puede crecer más, ahí tienes un giro nuevo, una vuelta de tuerca brillante o una implosión que reescribe las reglas del juego. Crean de esa manera energía salida de la redención. Tal vez la carga thrash no sea tan primordial. Es algo que no debería preocupar porque no se ha perdido. Beneficia continuamente y se fusiona muy bien con el heavy, además de speed de buen gusto que puede recordar a SANCTUARY. El trabajo a destajo se encarga siempre de ponerte en tu lugar y sorprende ya no solo por eso, si no por su inmensa manera de deslizarse por tu sistema auditivo. Es ligero como una pluma, afilado como una cuchilla de afeitar y sobre todo, lleno de feeling de calidad.

Hablando de feeling, no podemos dejar pasar la oportunidad de hablar de las más que obvias influencias de ATHEIST en su música. Si bien no son tan descaradas como en anteriores discos, las veces que aparecen harán que el nivel de acidez en tu sangre suba más que el colesterol. Esto es debido en parte por las partes del jazz. Imparable como las cuerdas del bajo de Serg MP toman las riendas y espolean la canción. Ritmos endiabladamente funkys, jazzeros y llenos de groove que son una arma de seducción inigualable. Si tenemos que elegir un disco de ATHEIST en concreto para situaros sería Elements, así que ojo avizor si está comparación te ha gustado. Ahora bien, todo esta mezcla no podría ser posible de un factor muy importante con el cual tengo que explayarme un poquito.

Veréis, a veces lo que marca la diferencia en música o en temas vocales es saber proyectar de tal manera que llegue de manera profunda y sentirte lleno de plenitud o poder, un viaje de autoexploración sensorial o sexual. A la hora del directo, esto se junta con otro factor. El saber llegar por igual tanto a los que se encuentran enfrente tuya en primera fila como a los que están observando desde la última, trasmitir por igual a pesar de la distancia o clase social. Es por eso, que titanes como Bruce Dickinson o Ronnie James Dio son tan grandes y serán tan recordados después de muertos, aparte de por sus grandes dotes vocales, claro está. Puede que la propuesta de BESTIAL INVASION sea demasiado enrevesada y no impacte de la misma manera en estos tiempos como para marcar de esa manera. No obstante, creo que en este disco se han acercado muy peligrosamente a eso. Ahora bien, en lo que se refiere a la voz cantante… solo puedo decir que hemos llegado a ese punto.

Dejando de lado que nos encontramos con una voz superdotada que, por momentos, suena prácticamente al legendario cantante de la doncella de hierro, también es capaz de llegar a agudos dignos de King Diamond. Por lo tanto, nos encontramos a lo que es, sin duda, la mejor interpretación de V. Zadiev en BESTIAL INVASION. La cantidad de arreglos, coros, tonos y demás tretas que consigue hacer con su voz son dignas de los mejores elogios. Lo mismo podemos decir de la parte instrumental. Increíble la pureza que han entremezclando valiéndose de lo mejor de varios mundillos puristas. Consiguen respetar el conservatismo de todo y eso amigos míos, es mucho. Mas que mucho si tenemos en la mesa como plato principal los mismísimos pecados capitales. Debido a esto, siento no destacar temas concretos, pero es lo que hay. Es de esos discos que debido a su naturaleza musical y conceptual es inútil contemplarlo siquiera. Todo es impensable y funcional, a todos los niveles existentes.

Tengo que decir que es de los mejores discos que he escuchado en este año y si, saldrá en los famosos además de tediosos tops 10 por mi parte cuando toque. No me gustaría despedirme sin mencionar las colaboraciones de lujo que hay en el disco: André Grieder (POLTERGEIST), Valery Gaina (CRUISE), Jason Gobel (ex CYNIC), Josh Christian (TOXIK) y John Gallagher (RAVEN). Sinceramente, creo que BESTIAL INVASION hubiera conseguido el mismo resultado sin las colaboraciones, pero seguro que para ellos ha sido un placer darles espacio en su disco a sus héroes, tanto como para mí escucharlos (también son mis héroes) y que queréis que os diga. Si con eso consiguen que algún incautó o insensato negacionista escuché su disco y quedé tan prendado como yo ¡Bienvenidos sean!

Comparte: