BEAST – Infernal hangover… wrecked in space, 2013.

Enlaces: Facebook BandCamp

beast15Los thrashers BEAST editaron a finales del año pasado su primer disco titulado Infernal hangover… wrecked in space. A este trabajo le preceden varios EP’s editados desde 2010 y ya era hora de un larga duración en condiciones de esta banda que tan buenas maneras apuntaba con sus ediciones previas.

La trayectoria de la banda en estos años ya nos hace ver que BEAST apuesta fuerte. Numerosos conciertos solo con los EP’s editados, algunos de ellos con bandas de renombre, presencia en grandes festivales etc. y es que estos chicos apuntan maneras y son una confirmación más de que el thrash metal goza de muy buena salud en nuestro país, con bandas que van ganándose su sitio gracias a un trabajo constante y al reconocimiento del público que ha ido tirando, en los últimos años, por sonidos más cañeros que el metal más clásico que tanto tiempo ha estado en auge en exclusividad.  

El disco has sido grabado en los estudios Traste Cero por Ángel Muñoz y mezclado en Grindstone Studio por Scott Atkins. Se distribuye a través del sello irlandés especializado en thrash metal Slaney Records.

La formación que ha grabado este trabajo son Matt «The Nuke» Gomes (voces), D.C. Disaster (guitarra), Ivan «The Iced Tea Drunkard» (guitarra), Dani «The Thrill» (bajo) y John (batería). Aunque recientemente este último ha dejado de formar parte de la banda.

Estos madrileños han conseguido un sonido muy fresco, con influencias muy diversas de todas las variaciones del thrash, una buena parte de sonido americano bien integrada con otra dosis de thrash de la escuela alemana, sonido old school pero con muchos trazos de contemporaneidad, que hacen que puedan ciertos cortes puedan recordar a bandas como MUNICIPAL WASTE y otros perfectamente recordar a DESTRUCTION.

Este Infernal hangover… wrecked in space está compuesto por nueve temas más la intro con la que comienza, «Hangover side«, breve intro de toque sideral que nos abre la puerta del espacio para disfrutar de lo que viene. El primer tema es «The astrobastard (from outer space)» que comienza sin concesiones para los oídos y demostrando las claras intenciones de estos thrashers madrileños. Un corte que va a la puta cara desde el primer segundo. Una cosa que caracteriza a esta banda son los cambios y cortes de sus riffs, y en esta canción demuestran el amplio abanico de descargas que poseen.

«Hollywood disaster» tiene un tinte a lo MUNICIPAL WASTE, sobre todo en sus coros y estribillos. Una de las muchas cosas destacables en esta banda es la polivalencia de su cantante Matt, quien en ocasiones me recuerda en algunos arreglos a thrashers de toda la vida como Schmier de DESTRUCTION, y es incluso capaz de embrutecerse hasta rozar registros de John Tardy de OBITUARY, sobre todo en sus momentos más frenéticos y desgarrados.

Con un ritmo muy directo y core comienza «Nukes for food«. Canción defensora del estilo por su toque de batería y riff machacón, a la vez que se intercala con cambios que me han gustado mucho sobre todo en su parte central. A continuación resuena un riff de tintes BLACK SABBATH al inicio de «Black death«, que pronto comienza a convertirse en un tema denso tanto en voces como en cortes de guitarra. Me resulta curioso y meritorio percibir las influencias de la banda, desde clasicazos como los anteriormente mencionados hasta maestros del death.

Sus influencias, si bien son clásicas, pienso que se encuentran dentro de la nueva ola del thrash que nos está invadiendo. Y bendita o maldita invasión… Bandas como SUICIDAL ANGELS, los griegos que están triunfando por todo Europa, también tienen reflejo en el estilo de BEAST. Intencionadamente o no, hay unas bases que a todos salpican, y BEAST no son menos, de hecho son buenos portaestandartes de este nueva ola, demostrándolo en «Nuclear Devastation«, todo un trallazo de tema que comienza de lleno quemando púas y batiendo dobles bombos. Toques speed por todas partes y voces frenéticas.

Seguimos con la temática de la banda en cuanto a apocalipsis nuclear, y después de «Nuclear devastation«, el track más veloz del disco, nos invitan a la calma con «Atomic nightmare«, de largo inicio instrumental donde la banda se explaya sin grandes virtuosismos pero de una manera efectiva y cañera. Si antes hemos hablado de los guitarras y la voz, ahora toca el turno de la base rítmica, y es que no se queda atrás en ningún momento del disco. Están perfectamente compenetrados, y consiguen una buena fusión de sus instrumentos, dando la solidez y peso que se necesita en este estilo. A mediados del tema intercalan de nuevo una parte instrumental donde demuestran esta vez con más feeling su parte más sentida musicalmente hablando.

Nos vamos acercando al final con «Infernal hangover«, otro corte de inicio clásico. Riff principal, cortes… y leña a la cara. Particularmente me ha gustado mucho el solo de este tema, me ha parecido el más salvaje y de más actitud, por supuesto sin desmerecer el resto. «Thrill killer» pone la guinda final al pastel atómico que nos ofrece BEAST. Otro tema en el estilo de los anteriores que, aunque no ofrece nada nuevo, sigue estando dentro de la media del resto.

En resumen este disco está lleno de caña, riffs y ritmos tralleros, y una voz que no para. Estos madrileños han conseguido un sonido muy fresco, con influencias muy diversas de todas las variaciones del thrash, una buena parte de sonido americano bien integrada con otra dosis de thrash de la escuela alemana, sonido old school pero con muchos trazos de contemporaneidad, que hacen que ciertos cortes puedan recordar a bandas como MUNICIPAL WASTE y otros perfectamente recordar a DESTRUCTION. Muy recomendables para cualquier amante del estilo. 

 

firmapatri

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS