BALMOG (ESP) – EVE, 2021

Enlaces:

No hay marcha atrás. BALMOG, la veterana banda gallega de black metal, una de las más singulares e infatigables de nuestro país, ha decidido mirar hacia adelante, caminar hacia un futuro con obstáculos, ahora bien, sin fronteras. Para sortear los obstáculos cuentan con un caballo ganador, la experiencia, y para traspasar fronteras, la desvergüenza de ser un purasangre del black metal y por tanto el ser muy difícilmente domesticables. Tras el excelente EP Pillars of salt, editado hace apenas un año y donde ya nos mostraban claras pistas de hacia dónde dirigían su mirada, nos despachan ahora este nuevo largo de título EVE, en el que acaban de dar forma a un sonido y una personalidad que les distancia de un pasado más “purista” para ofrecernos composiciones mucho más meditadas, en cierta manera más trabajadas y que con las que seguro atraerán a un público más abierto. Si bien muchos de los elementos que podemos encontrar hoy en EVE de una forma más evidente siempre han estado presentes en mayor o menor medida en la música de los de Soutomaior, sería a partir de Vacvvm que se percibía una progresión hacia otros parámetros, mientras que el siguiente Pillars of salt ejercía de vacuna para inmunizarnos ante EVE.

La música de BALMOG ha bajado bastante de revoluciones, lo que no implica que haya perdido intensidad. Por supuesto, sigue habiendo partes rápidas y blast beats propios del black metal más iracundo, mas el grueso de las composiciones aquí presentes pretenden captar nuestra atención más sutilmente. Dos son los vectores principales que mueven la maquinaria biológica de la bestia, y son el trabajo de guitarras y el de las voces. En lo que respecta a las guitarras, han dado mucho énfasis a sacar un sonido más heavy, me atrevería a decir que influenciado en cierta manera por bandas suecas que son expertas en aunar sonidos rockeros dentro de un concepto de metal extremo. Riffs potentes se suceden entre ofidias melodías que van reptando cosiendo el tema a través de un terreno envenenado y un juego malvado, con ese efecto dormidera que te lleva hacia el abismo de la más profunda oscuridad. Disonancias del averno, black metal atmosférico y rockerizado, bien macarra y no exento de su cuota habitual de misterio. Y precisamente de misterio tenemos que hablar para describir el trabajo en las voces, muy narrativas a lo largo de todo el trabajo, variadas, absorbentes y en ocasiones jugando con el multilingüismo.

EVE es un trabajo especial y se nota en el mimo puesto por BALMOG para que acabe trascendiendo como el trabajo más original que han facturado hasta la fecha. Para los que somos más afines al black metal no tan “típico”, es un verdadero regalo, un disco facturado por músicos experimentados y con una atmósfera realmente atrapante. Si bien ya se habían marcado uno de los mejores y más completos temas de su carrera con “Pillars of salt”, en EVE tenemos unas «Senreira«, “Desacougo”, “Zohar” o “Slander” que no se quedan atrás. EVE se completa, por lo menos en la edición promocional que yo he recibido, con dos covers que forman el EP previo Desacougo editado también este año y en el que incluyen el single homónimo junto con “Cripta” de sus paisanos MACHETAZO y una especial “Esa extraña sonrisa” de PARALISIS PERMANENTE en la que incluso han contado con la colaboración vocal de Ana Curra de la emblemática banda versionada.

Comparte: