BALA (ESP) – Maleza, 2021

Enlaces:

bala_portada_malezaTengo que reconocer que soy de esos que cuando ya hace algunos años veía alguno de los conciertos de BALA pensaba con el ceño fruncido que eran tan solo una curiosidad y que ese temerario enfoque como dúo guitarra/batería no les permitiría asomar más allá del underground local. Poco a poco la realidad me ha cosido la boca y como a mí a muchos otros. No es cuestión de pecar de ventajista ahora que vemos cómo Maleza se sitúa en los puestos más altos de ventas en nuestro país, porque hace cuatro años, cuando Ánxela y Violeta desafiaron al público del Resurrection Fest en aquel expectante desert stage y salieron airosas del envite, algunos cambiamos de opinión rápidamente y, como se suele decir, aquí paz y después gloria. Creo que aquel concierto fue un punto de inflexión para ellas, pero sobre todo para los escépticos que habíamos errado al no apostar más fuertemente por su propuesta. Quien sí lo hizo fue Century Media Records y de esta forma BALA se convertía en la tercera banda española en firmar con los alemanes tras ANGELUS APATRIDA y TOUNDRA. Si estás en este sello estás en lo más alto del metal o por lo menos muy cerca de estarlo. No todo está perdido.

Ánxela y Violeta son dos mujeres que se muestran totalmente seguras cada vez que se disponen a tocar su música. Sin artificios ni abalorios, cuando Ánxela se cuelga la guitarra y Violeta se sienta en su kit de batería sabes que te van a moler a palos, y así es Maleza, una colección de martillazos tan cortos como contundentes que te clavan al grifo de cerveza más cercano pidiendo volumen a gritos como si quien estuviese tocando delante de ti fuesen los mismísimos MOTÖRHEAD. Y no, a BALA no le hace falta hacer death metal, ni tampoco sludge, donde puede ser más común encontrar formaciones de dos personas. El estilo de BALA es transversal y puede gustar tanto a aquel que viene del rock alternativo noventero como a las nuevas huestes del stoner más salvaje. Y es que en la música de las gallegas encontramos todos los componentes que vienen manejando desde que decidieron sortear los cien obstáculos del mundo del rock: un poco del grunge que tanto mamaron cuando eran más jóvenes, mucho del hardcore con el que perfilaron un horizonte más reivindicativo y ese stoner con el que se acercaron más que nunca a tesituras metaleras. En Maleza confluyen estas corrientes en el punto óptimo de integración y se nos presenta con un sonido avasallador, agresivo y repleto de groove. Lo mejor de todo es que el disco fluye con una naturalidad pasmosa. Suena sincero y terrenal. Suena como debe sonar el rock.

Otro punto a destacar en la música de BALA y por supuesto de este Maleza es el apartado lírico, donde el concepto feminista cobra una gran importancia, en unos temas más que en otros, siendo algunos de los más rabiosos los que inciden con mayor profusión en este sentido. Esta implicación con un tema que ellas sienten en lo más hondo del alma es lo que hace que esas voces sean tan expresivas y por momentos coléricas. Ambas han trabajado este aspecto muy bien en Maleza y, si bien Ánxela ejerce como voz principal, el protagonismo de Violeta en este trabajo es bastante más notable que nunca ayudando a que el disco gane en matices.

No me queda más que recomendar a todas las personas que no las conozcan que escuchen este Maleza, un disco que se pasa igual de rápido que lo que tarda un marrajo en arrancarte el brazo de un bocado. Y, por supuesto, que no se pierdan alguno de los cinco videoclips que han grabado para este disco, otra faceta en la que BALA destacan sobremanera. Ya tienen el sello, ya han sacado el disco con el que han despegado definitivamente y tienen la actitud y la calidad musical para arrasar encima de cualquier escenario. Solamente faltas tú, preparada para salir corriendo ante los certeros disparos de estas dos francotiradoras.

Comparte: