BABYLONFALL (FIN) – Collapse, 2020

Enlaces:

Desde Finlandia  y formados  en 2016 con dos ex TO/DIE/FOR en sus filas, llegan BABYLONFALL para presentarnos su opera prima. Ellos mismos se definen como una banda de death metal melódico con elementos de groove y metal alternativo. Creo que su descripción es muy acertada y añadiría algún que otro toquecillo de metal moderno con cierto aire progresivo, más por ciertos ritmos y afinaciones que por virtuosismo. En cierto modo se asemejan a  los lusos APOTHEUS. Sobre todo en la parte de voces limpias, ya que encuentro que tienen un tono de voz similar. Nada que ver por otra parte la voz gutural, mucho más profunda, ronca y contundente por parte del finés, recordándome poderosamente a la del voceras de CAST THE STONE. Sin duda de lo mejor del grupo.

Estilisticamente podríamos decir que están a medio camino de los IN FLAMES más modernos y los daneses ILLDISPOSED. Más cañeros que los primeros, con esos ramalazos melódicos, y agresivos como los segundos, con esas partes de groove y riffs pesados, pero sin el gusto por la “zapatilla” de estos. Habría que añadirles también partes con voces limpias, que muy a menudo coinciden con las secciones más melódicas de los temas. Un conjunto variado, pero visto ya muchas veces, que a mí, particularmente, no ha acabado de calarme.

El disco empieza bien con el tema “Murder of crows”, una canción con un riff poderoso y la atronadora voz de Okko llenándolo todo con cierta dosis de melodía que, sin ser nada novedoso ni espectacular, hace muy bien su función. A partir de ahí, los temas se van sucediendo en un estilo similar. Todo en su sitio, ejecutado correctamente, con calidad tanto técnica como sonora, con un sonido muy gordo y agresivo. Pero encuentro que a las canciones les falta algo, no llegan a engancharme o a presentar esa chispa que te hace decir «coño, esto mola». Quizás sea una producción demasiado genérica o que no han arriesgado lo suficiente, intentando seguir a pies juntillas lo establecido en lugar de dejarse llevar e intentar algo menos obvio.

No es hasta el tema “Stars and constellations”, con la voz limpia más sentida e inspirada de todo el plástico, que vuelven a llamarme la atención. Otro buen tema es “Burning daylight” con un riff cien por cien sueco a lo Slaughter of the soul. Aunque quizás sea por eso mismo que me gusta este tema. Creo que no me cansaré nunca de ese tipo de riffs. El tema final “Distant call of innocence” aporta algo más de variedad, ya que bajan las revoluciones e introducen cierto aire doomero y melancólico al mismo, haciendo que destaque algo más que el resto rompiendo la tónica general del disco.

Este Collapse no ha logrado cautivarme. Sin ser un mal disco, creo que se queda un poco a medio camino de todo. Lo que más me ha gustado es la voz gutural y los momentos más death clásico. Los recursos melódicos están bien, pero les falta esa chispa y ese feeling que deben tener para brillar, haciendo que el resultado final se quede en un buen disco pero que no enamora, al menos a un servidor.

Comparte: