AUTOKRATOR (FRA) – Hammer of the heretics, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

Si digo que este es uno de los álbumes más oscuros y brutales que he escuchado en lo que va de año creo que no exagero nada. Este tercer plástico de los franceses AUTOKRATOR es aplastante, críptico y acongojante.

Respaldado por una producción entendible, sin llegar a ser pulida pero con un punto de suciedad ideal al mismo tiempo, la banda cuenta con una voz de ultratumba con efectos (reverberación) que la hacen infernalmente demoníaca e inhumana, que mortifica al cristianismo con la temática de las letras escupidas, junto con una batería de alta calidad y unas guitarras impuras y salidas desde las entrañas del averno.

Sin duda, lo primero que salta al oído si conoces el material anterior publicado por esta formación es que han dejado de lado esas primeras influencias industriales y drone (por cierto, ésta última es otra de esas etiquetas/estilo que andan de moda), lanzando un disco menos caótico, más directo y al grano. Algo que ya dejaba verse en su anterior The obedience to authority de 2016, pero que aquí es incluso más palpable.

El álbum alberga tan sólo cinco temas, con un fuerte componente atmosférico y un estilo que se mueve entre el death y el black metal, pudiendo recordarte en algunas momentos a grupos como ÆVANGELIST, los noruegos MOLESTED, MITOCHONDRION… pero más controlados y no tan caóticos como estos.

Entrando de lleno en las canciones, cierto es que no las hay en abundancia y menos si “obviamos” “Interlude” en la mitad de esta obra, que no deja de ser más que eso, un interludio aunque ciertamente inquietante. De todas formas me quedaría con “Against flesh and blood“, que abre este trabajo, ya no sólo por el impacto sonoro que supone su escucha, sino porque tiene gancho, con esas melodías oscuras que desatan una brutalidad pasmosa, la cual es alternada con otras partes más rítmicas, aplastantes y esa voz de otro mundo que pega perfectamente en su propuesta. El otro que destacaría es el propio “Hammer of the heretics“, que además de dar el título cuenta con una labor encomiable de su batería, sin duda uno de los puntos fuertes de esta grabación; un corte contundente con acertados riffs (que pueden llegar a recordarte a ciertas bandas como ANGELCORPSE, DEAD CONGREGATION o similares), algunos “stop ‘n’ go“, partes marciales… y siempre directo a la yugular, con letras empapadas en el lado más sombrío de nuestra historia.

El disco ha sido publicado por Krucyator Productions (DRAWN AND QUARTERED, PROFANE ORDER, N.K.V.D.…) también desde la vecina Francia, de esta formación creada en 2014 y que la componen LF, el cual se ocupa de guitarras/bajo (además de mezcla, masterización y portada), y el norteamericano DB (o simplemente David Bailey) a las voces, con la ayuda en esta ocasión a las baterías de Kévin Paradis (BENIGHTED, SHINING, AGRESSSOR…).

Destacable nueva obra y sin duda la mejor hasta ahora en la discografía de AUTOKRATOR, atmosférico, machacante y extremo metal que hará temblar los cimientos de los templos sagrados y palidecer las imágenes sagradas inanimadas junto a sus fervientes partidarios.

 

Comparte:

COMENTARIOS