ATTICK DEMONS – Let’s raise hell, 2016

Enlaces: Facebook Otro enlace

Tras cinco años a la espera de un nuevo disco los portugueses ATTICK DEMONS han vuelto con su segundo disco Let’s raise hell. No sólo tienen dos trabajos sino también dos décadas de heavy metal a sus espaldas. Y es algo que dice mucho de una banda que ha tenido muy claro desde el primer momento qué hacer. Si hay algo que tengo que decir de esta agrupación es que es mucho más MAIDEN a veces que los propios IRON MAIDEN. Porque si es que hay que definir de algún modo a este grupo es, como la renovación de los ingleses de los años 80.

Pero no puede uno centrarse sólo en lo superficial. El hecho de que la banda se dé un aire a la doncella no quiere decir en absoluto que sea un mal grupo o que este disco sea deficiente. Nada más lejos de eso. El conjunto es brillante y sabe muy bien lo que se hace. Tiene muy claro que está manteniendo el legado ochentero de los británicos. El disco está estructurado en nueve cortes de aproximadamente cinco minutos cada uno. ATTICK DEMONS nos ofrecen en su último disco casi cincuenta minutos en total del más clásico heavy metal.

Desde el primer minuto la banda entra con muy buen sonido y con excelentes riffs. Tiene todos los ingredientes que uno necesita para tener una buen grupo de heavy metal y además está bien hecho.  A pesar de que tiran mucho de los tópicos del heavy, para componer tienen temas brillantes y que se salen un poco de la norma, como por ejemplo “Adamastor”, o Ghost” que tiene muy buenos riffs y una intro que realmente consigue enganchar a uno desde el principio. A pesar de que la voz se parece mucho a Bruce Dickinson, quizás sea la parte más MAIDEN del grupo, los solos son de los mejores de todo el disco, saliéndose un tanto de la norma. Pero si hay un corte que creo que deja muy clara la calidad de la banda es “Ritual” donde  se ve muy bien el potencial que esta tiene.

Tenemos una muy buena banda, que no es nueva en esto y sabe perfectamente lo que se hace. Este álbum es la prueba de ello. Si acaso esta tiene un defecto son los parecidos a los que tanto hemos aludido ya. Pero esto no quiere decir, para nada, que el disco sea malo o no merezca la pena. Todo lo contrario, el álbum es brillante porque los músicos que están detrás de él lo son.

Comparte:

COMENTARIOS