ASTARTÉ – Suplicando Perdón, 2012

Enlaces: MySpace Facebook Twitter

Formados en Cádiz en 2006, enseguida estos jóvenes del sur de la península graban varias demos (no editadas en soporte cd) hasta que un buen día llega a mis manos la que, creo, es la primera maqueta física del grupo. Hablo de Voces del Viento (2010), demo de seis cortes de heavy metal tradicional en la que debíamos tener claro en qué “división” jugaba el grupo entonces, pero que dejaba muy buenas sensaciones. Juventud, ganas, empeño e interesantes composiciones dentro de un sonido 100% maquetero, que a un servidor gustó (no me desagradan aquellas producciones de metal nacional 80’s de discos de THOR, SATEN, EVO,  TIGRES…). En fin, que no estaba nada mal para ser la “primera” (entrecomillo) demo de estos chicos.

No obstante, esperaba un salto de calidad en estos dos años entre Voces del Viento y Suplicando Perdón (2012). Ese cambio cualitativo que podían haber dado en los dos últimos dos años pero que, creo (y esto por supuesto es una sensación personal), no se ha producido.

Da la sensación que, a pesar de contar con todo este tiempo, el grupo no ha prestado especial atención a los detalles (que desgranaré más adelante), los cuales empiezan por el “serigrafiado” del cd. Consistente en pintura roja, que aun así deja ver la marca del CD-R (no daré publicidad), no sería criticable dado que se trata de un grupo joven con pocos medios, de no contar con algunas trazas de pintura en la misma cara de reproducción. Aspecto, por tanto, mucho menos cuidado que en Voces del Viento. ¿Por qué no hacer lo mismo que en la demo anterior?

A nivel musical sí he de decir que ASTARTÉ no se va por las ramas. Sigue practicando heavy metal tradicional, de ese que tanto nos gusta a algunos, y esa creo que es la buena noticia de Suplicando Perdón. ASTARTÉ sigue siendo fiel a sus raíces y a sus principios. Sin embargo, la sensación que me queda (después de darle oportunidad tras oportunidad al cd) es que, en general, tiene un punto inferior de inspiración.

Desde luego, en este debate sobre creatividad todo es subjetivo y cada uno tendrá su propia opinión. La mía es esa. En Suplicando Perdón sí hay buenos temas, como por ejemplo Perdido en el Silencio, pero que no llegan al nivel de cortes antiguos como Traidor, Bajo Mi Piel o incluso Alma de Metal.

Además, volviendo a los detalles, y retomando los pocos medios con los que ha contado el grupo en la producción, en cierto modo rechina el trabajo vocal de Claudia en algunos tramos de Hasta el Final, quien no llega bien a ciertos tonos altos en algunas partes. Nada que objetar en este aspecto a la joven cantante, ya que su labor es más que correcta a nivel general, recordándome a féminas de grupos como CRITERIA o GRYAL (antigua cantante) y dejando buen sabor de boca. Quizás la decisión de incluir ese tema en estudio sea algo propio de la temeridad tan propia de la juventud, que otra banda más madura no hubiera hecho, u otra con más medios económicos hubiera maquillado, o disimulado, con un buen ingeniero de sonido.

Pero estamos ante una demo. La segunda del grupo. Con unos riffs de guitarra sencillos pero realmente interesantes (creo que son parte de la personalidad de ASTARTÉ), como en la misma Hasta el Final, Destino Incierto o el inicial Suplicando Perdón.

Ese buen trabajo a la guitarra de JJ y Abel se ve igualmente en Entre Tus Redes, un corte donde Claudia moldea unas curvadas líneas  melódicas que iluminan el tema. Asimismo hay tiempo para echar la vista atrás como en Lujuria (colmada de deja vu’s a su anterior trabajo), y es que Suplicando Perdón mantiene la línea continuista de Voces del Viento, aunque no conserva, como digo, ese nivel. Cuestión de opiniones, sensaciones y emociones… ¿qué sería de la música sin ellas?

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS