ASSOT – Bullen les Calderes, 2012

Enlaces: Facebook Youtube Otro enlace

Empezaré esta reseña hablando de lo que muchos habrán pensado nada más ver este disco. Dejaos de gilipolleces con el idioma y simplemente escuchad. Como si berrean en élfico, que con lo de moda que se ha puesto de nuevo la franquicia de «El Señor de los anillos» que no os extrañe… Coñas aparte, hago esta advertencia porque más de alguno se acercará a la obra de los norteños por el morbo de las letras en catalán. Lo mismo ha pasado con otra gran banda, VIDRES A LA SANG, la cual más de uno habrá escuchado por el simple motivo de su idioma.

Partiendo de la base de que cada artista es libre de hacer lo que quiera con su obra y no lo que le dicten (concepto que aún no se entiende muchas veces entre los seguidores de este tipo de música), creo que para un disco conceptual sobre las leyendas del Montseny, la elección del idioma tiene su lógica.

Si nos quedamos en estos detalles, cometemos el error de perdernos uno de los debuts más interesantes y sobretodo divertidos del 2012. No suena para nada a como lo imaginé en un principio. Donde esperaba Death Metal «se siempre», encontré a unos seguidores de aquellos ENTOMBED que sorprendieron con aquel «Wolverine Blues» allá por el 93. Con solo este dato creo que la mayoría sabrá qué esperar… a grandes rasgos. Aunque queda bastante claro que el Death ‘n’ Roll (útil pero ridícula etiqueta, por cierto) es la base musical, quedan aún detalles por desentrañar. 

Y es que las influencias son más variadas y menos habituales para lo que suele ser en una banda de esta rama. Aires a Sludge, a Stoner, un poco de Hardcore, con esa batería con el ritmo sencillo pero demoledor. Y por ser más concreto en cuanto a bandas que sospecho que, bastante habrán influenciado a los catalanes, podría nombrar a HIGH ON FIRE, a MASTODON, algo de MOTÖRHEAD e incluso BLACK SABBATH. Pero que todas estas influencias no os asusten y penséis que es un enorme compilado de géneros sin pies ni cabeza. Siempre me refiero a detalles precisos, a destellos fugaces que nos hacen pensar «oye, esto me recuerda a X». 

Cuantos más detalles, más variedad y por ende menos posibilidades de repetirnos y hacer temas calcados. Algo obvio, pero se agradece mucho cuando no es demasiado difícil escuchar toda la obra de una sola pasada (aunque luego un servidor tenga que repetirse las canciones para pillar todos los detalles posibles). Así uno puede apreciar como El senyor de la foscor con sus coros «hardrockeros» (que a nadie le coja por sorpresa, antes mencioné la crucial influencia de cierto disco en el sonido), varía completamente respecto a la lenta y sucia La penitenta, mucho más cercana a los HIGH ON FIRE o los MASTODON antes de sus experimentos con el progresivo.

Otro punto a favor es un cierto factor sorpresa, no hablamos, claro está de algo radical y que nos deje completamente descolocados como hace más de una banda de Metal Vanguardista, no apta para todos los oídos. Me refiero más a esos cambios de ritmo, a veces repentinos, otras veces menos bruscos pero siempre bien ejecutados, como en Setge de llops Aiat capitost dels bruxots. En otras palabras, que sabes cómo empieza pero no siempre cómo acaba.

Las conclusión que podría sacar es que, aunque prácticamente en la música está todo inventado, siempre es posible jugar entre distintas corrientes, sacar a relucir otras que hacía tiempo que cogían polvo o simplemente eran menos atractivas para la gran mayoría, y desmarcarse así del camino general. Lo difícil es conjugar todo eso sin crear un desastre. Creo que ASSOT lo han logrado, o al menos muy cerca se han quedado.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS