ASPHAGOR (AUT) – The cleansing, 2018

Enlaces: Facebook

A pesar de no ser un país muy grande, Austria ha sido siempre un sitio donde mirar si buscas black metal de culto con mucha calidad. Desde los legendarios y épicos SUMMONING, pasando por los enigmáticos y experimentales ABIGOR hasta llegar a los impíos y ritualísticos BELPHEGOR. Podría nombrar a muchas más, pero entonces tendría que empezar a cobraros a los que me soléis leer por enseñaros tanto.

Bromas aparte, hoy venimos con un proyecto formado en 2007, con una demo y tres elepés a sus espaldas, contanto con The cleansing, disco sobre el que hoy escribo, el cual ha sido editado por Black Sunset y MDD Records. Os hablo de ASPHAGOR y vamos a analizar este último larga duración, a ver si os deja a vosotros las mismas sensaciones que a mí cuando lo escuchéis.

Lo cierto es que recuerda más al black sueco de corte melódico que al black austríaco per se, pero contiene particularidades que hacen que esa vena a medio camino entre Suecia y Austria restulte muy atractiva. A pesar de que no ofrecen algo novedoso dentro del género, recuerda a la fórmula de los primeros ABIGOR: black metal de composición y producción cruda (aunque actual y sin pasarse de sucia, he de decir) pero con melodía. Agresivo y poderoso, en el caso de ASPHAGOR la melodía cobra quizá un mayor protagonismo, tirando más a lo sueco, con mucha oscuridad y malevolencia. Riffs de guitarra afilados, versátiles y, aunque son en esencia primitivos, ofrecen variedad con algunos destellos más propios del death o incluso del rock/heavy más macarra, evitando que podamos caer en el tedio de “escuchar todo el rato lo mismo”.

Me han gustado mucho las líneas de voz, con mucha personalidad y buena dicción, predominando los registros medios y los agudos. Percusión a la altura de las circunstancias, buena ejecución y buen criterio a la hora de realizar cambios e introducir fills o transiciones. No diría que sea de lo mejor que he escuchado en años, pero sí que me ha sorprendido y gustado a partes iguales, como cuando probé a mojar cruasanes de chocolate en salsa de pisto. Coleccionistas de black, tardáis en echarles un vistazo con el oído; regusto a WATAIN, BLODSRIT, VALKYRJA o EOSPHORUS, pero siempre con su punto de personalidad propia, muy chulo.

Comparte:

COMENTARIOS