ASH AND COAL (SWE) – Legacy, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Cada vez es más común encontrar bandas difícilmente clasificables en cuánto a género musical. En ocasiones se debe a que contienen un alto grado de experimentación y en otras se busca deliberadamente la combinación de diversos subgéneros. También existen ejemplos que están enraizados en tantos y tan variados estilos que tienen un resultado difícilmente definible mediante etiquetas.

Este es el caso de los suecos ASH AND COAL, que desde un tono muy oscuro presentan una gran variedad de influencias que son palpables a lo largo del disco. Tanto el vocalista y bajista Viktor Klint como el guitarrista Magnus Peterson provienen de la banda de death/thrash CORPORATION 187, pero en esta ocasión adoptan un registro totalmente diferente, muy lejos de las fórmulas extremas.

La portada del álbum nos muestra una fotografía que parece pertenecer a la época colonial estadounidense, cuyo color apagado y apariencia decadente nos da una pista sobre lo que vamos a encontrar. Un espíritu american gothic enmarca el escenario musical, que despunta en temas como “Rip it” o “Eating fire” en forma de hard rock entre sureño y country arquetípico de la américa profunda. En numerosas ocasiones, cuando el ritmo desciende, sobrevuela la sombra de JOHNNY CASH en forma de voz profunda derivando en balada quejumbrosa, que no deja ver un atisbo de esperanza y nos invita a imaginar en ” War is coming” y “Evil one” qué gran disco de dark country podría nacer de esta formación.

En el interior de este marco también encontramos texturas más sotisficados, y ese tono oscuro se acerca por momentos a la melancolía de los modernos KATATONIA, con guitarras acústicas y lánguidos punteos. Aún más evidente parecen las similitudes con LAKE OF TEARS, especialmente en el timbre vocal de Viktor, tan parecido al de Daniel Brennare en determinados momentos. No cabe duda de que el halo que desprende ASH AND COAL es más lóbrego que el de los ingleses y, a pesar de envolverse a menudo de rock, hard rock y metal gótico, adquiere un cierto regusto doom.

Se desprende de esta heterogénea descripción que Legacy es un disco ante todo ecléctico y genuino. Baste el ejemplo de la volátil voz de Viktor, que tan pronto se desgarra como se vuelve profunda y grave, e incluso en ciertos momentos, como al inicio de “Tell them no to be afraid“, llega a recordar al legendario cantante de THE CLASH, Joe Strummers

Continuando el camino que iniciaron con el EP AgnosticaASH AND COAL han profundizado en la cimentación de una identidad compuesta de retazos de diversos géneros y estilos combinados con mucha coherencia. Una buena muestra de que las influencias bien encauzadas son la base de una fórmula que puede llamarse propia.

Comparte:

COMENTARIOS