ARTHROPODAL HUMANICIDE (ESP) – Hegemony of the arthropods, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

El brutal death metal: ese género que despierta sentimientos encontrados a partes iguales. Con sus detractores por un lado y sus acérrimos defensores a ultranza repartidos por todo el globo como seguidores por otro. Cierto es que al ser un estilo tan sumamente encorsetado sea difícil encontrarse con propuestas que salgan de clichés revenidos y resobados a estas alturas de la película. Estoy seguro que ya sabéis de lo que hablo.

No obstante, desde Albacete nos llega este cuarteto bajo el nombre de ARTHROPODAL HUMANICIDE, con una particularidad netamente atrayente y poco común en el estilo que nos ocupa. Y es que la parte lírica/conceptual de los manchegos está basada en su pasión (doy fe de ello) por los artrópodos de tipo: arácnidos, escorpiones, ácaros o escolopendras, creando un universo de supremacía total de éstos frente a la humanidad tal y como la conocemos.

Hegemony of the arthropods supone el pistoletazo de salida de los manchegos en forma de EP. Veinticuatro minutos de duración realizando un interesante ejercicio de perfecto equilibrio entre brutalidad encarnizada, groove aplastante y melodías pegadizas. Aspectos que sobresalían y destacaban allá a finales de los 90/principios de 2000, época de mayor apogeo cualitativo del estilo. Y es que sus influencias están ancladas en combos de brutal death que podríamos tildarlos ya de clásicos. Esto es, formaciones que apuestan por la brutalidad, el groove y la melodía como GORGASM, SUFFOCATION, CRYPTOPSY o unos INVERACITY como ejemplo ya más contemporáneo.

Tras una intro sumamente rítmica y cadente para ir creando la atmósfera adecuada para su música, damos comienzo con “Eristalis tenax”. La tónica general en una primera instancia, es la de hallarnos con guitarras sumamente pesadas, perfectamente empastadas con la musculosa sección rítmica. Sorprende gratamente la muy trabajada producción del plástico, lejos de los estándares actuales en lo que a sobreproducción se refiere, con una mezcla donde, a mi parecer, las guitarras copan el mayor protagonismo y la atención del oyente. Un sonido lo más natural y orgánico posible en ese sentido, se agradece y les dota de mayor personalidad.

Y es que su mejor arma como banda es el uso del buen criterio compositivo que atesoran y el adecuado empleo de los recursos del brutal death que manejan. En las partes más slam (aquí y allá), la contundencia del bajo brilla por momentos. Cuando las melodías copan a sus anchas se vuelven adictivas, véase el caso de “Necrotic visceral loxoscelic bite”. Si deseas su versión más directa a la yugular, la tendrás en “Paralyzed and consumed”. Incluso en “δ-ACTX-AR1” nos regalan un pequeño destello/arreglo técnico a las cuerdas en forma de sweep picking.

Una vez más (y ya van…) los incansables sellos patrios de Hecatombe Records y Pathologically Explicit Recordings se encargan de la edición en formato CD por lo que, siendo honestos, supone un muy buen debut por parte del quinteto manchego. La experiencia que atesoran (IMBRUE, FUNERAL BITCH) es un grado. Les tocará trabajar duro para hacerse un nombre en nuestro país, pero desarrollando con el paso del tiempo su propuesta y ganándose una reputación, si quieren dar el salto al viejo continente lo tendrán a tiro de piedra.

Comparte:

COMENTARIOS