ARONIOUS (USA) – Perspicacity, 2020

Enlaces:

Qué suerte tenemos los devoradores de metal extremo de corte técnico y/o progresivo de vivir en la época que vivimos. Sin lugar a dudas, estamos en la era del death metal sofisticado, intrincado y de progresión a tales niveles intelectuales que rozan la perfección. Y es que las puntas de lanza de este movimiento han puesto el listón altísimo, obligando a los que vienen detrás a emplearse a fondo para llamar la atención, para mantener su propio nivel o incluso para seguir sorprendiendo a sus fans. También por suerte para nosotros, hay un sello como The Artisan Era que está dedicándose en cuerpo y alma a reunir a las mejores formaciones del planeta dentro de este evolucionadísimo género.

Hace poco os traía, también de manos del sello afincado en Tennessee, lo último de SUTRAH, pero en esta ocasión la vez es para ARONIOUS. Los de Green Bay, Wisconsin, fueron invocados en las delirantes planicies del underground en 2011 y hasta ahora han editado un EP y esta nueva y magnífica obra, titulada Perspicacity.

Pues, como decía, cuando parece que se ha tocado techo dentro del death metal técnico/progresivo en cuanto a calidad o variedad, llega un disco cono Perspicacity y te hace preguntarte si realmente habrá un techo disponible para todos estos musicazos. En poco menos de una hora, ARONIOUS despliega todo su potencial, basando su death metal más en el riffing que en la melodía, resultando más técnicos que virtuosos, aunque salte al oído que estos músicos tienen la capacidad para ser todo lo virtuosos que ellos quisieran.

Pero los de la bahía verde han preferido basarse más en la devoción por crear intrincados entramados de riffs, estructuras inverosímiles que evocan maneras matemáticas pero sin llegar a entrar en las densas ciénagas del math metal y resaltando a veces destellos que perfectamente podrían provenir de una banda de jazz. En ese aspecto me recuerdan a los galos GOROD, quienes, ya se sabe, coquetean abiertamente con el jazz y lo integran a la perfección en su arte. Así pues, ARONIOUS lo incluye de manera más sutil, casi subliminal, pero aportando un grado extra de sofisticación a sus composiciones.

Además, las cuerdas se emplean a fondo en actuar como elementos atmosféricos para crear momentos de placidez, otros de tensión y por momentos simplemente aportar texturas o dibujar paisajes mentales dignos del más rebuscado de los sueños. Y con las cuerdas no me refiero únicamente a las guitarras, pues el metálico pero al mismo tiempo suave crepitar del bajo también aporta textura y crea su propia voz dentro de esta amalgama de figuras musicales, siendo un perfecto acompañante tanto de las guitarras como de la percusión cuando la ocasión lo requiere.

La percusión, por la parte que le toca, tampoco se queda atrás en cuanto a crear intrincadas estructuras, pues está constantemente moviéndose de aquí para allá, con fluidez, criterio y muchísima técnica, suministrando versatilidad, tralla y pegada. Cierro este maravilloso compendio haciendo mención a la técnica vocal que, a pesar de no moverse demasiado lejos de los registros graves, modula perfectamente, poniendo énfasis en momentos clave y rozando la perfección en cuanto a ejecución y métrica.

Discazo el que se ha cascado ARONIOUS, que de seguro estará dentro de poco codeándose con bandas de la talla de THE ZENITH PASSAGE, los ya mencionados GOROD, INANIMATE EXISTENCE, HIDEOUS DIVINITY o similares. La suerte no es para los cobardes ni para los que se quedan esperándola; es para quienes se la trabajan.

Comparte: