ARISE – Aquareum, 2015

Enlaces: Web Oficial Facebook

arise08Sorpresa. Esto es lo primero que he sentido al dar la primera vuelta a este trabajo. Y es que no suele darse que los discos que me tocan reseñar vengan desde tan cerquita de donde vivo.

Pero la sorpresa no es sólo por la proximidad geográfica entre reseñados y el que escribe, ya que esta gente de ARISE se han marcado un disco más que digno.

Para los que no conozcan a esta joven formación, nació en la provincia de Alicante en el año 2011, lanzando un año más tarde su álbum debut, 7 mundos.

Hasta la fecha, había oído hablar de esta banda, pero no había tenido oportunidad de escuchar su música, y que lo primero que escuche de ellos me entre como un puñal, es muy buena señal.

Con este Aquareum nos ofrecen una descarga de metal melódico con muchos y muy fuertes matices, que llegan incluso a formar parte de la propia personalidad de sus composiciones.

Para empezar, esa intro, que ya muestra los ramalazos industriales que han aplicado en gran parte de las canciones. Muy chula, por cierto.

Con el primero de los cortes tras ese prólogo instrumental, “Busca en tu interior”, ya dan pistas de que no es una banda de metal melódico al uso. Un comienzo enérgico, con un sonido muy metalcore y pegadizo, al que pronto se une la voz de Estefanía, que es una de las cosas que más me ha impresionado del disco, ya que con esa etiqueta de metal melódico, no esperaba la inclusión de otras técnicas vocales, y se luce a lo largo del LP con registros bastante dispares y bien ejecutados.

De igual manera y muy bien repartidos, nos van acariciando esos fondos que le dan ese rollete industrial a la música. Arreglos electrónicos y fondos llevados a cabo por Carlos Carretón de AGAINST MYSELF, por cierto.

La producción del disco es bastante buena en líneas generales, aunque de manera puntual me ha parecido que los fondos estaban un pelín más altos de lo que a mí, personalmente, me hubiera gustado, con lo que no me estoy refiriendo a esto como un punto negativo, sino como un apunte personal.

También pueden apreciarse pinceladitas “post” en algún que otro tema como en “Equilibrio” o “Aquareum”, la escogida para el videoclip.

Pero los tintes que más me gustan de ARISE son los que tiran más a estilos extremos, como en “Falsas promesas”, que aparte de ser un temazo arrollador, no sólo se aventuran con sonidos más dignos del metalcore, como bien apunto arriba, sino que se acercan por momentos al deathcore o al death melódico sueco en alguno de sus riffs y melodías.

Sea cual sea el estilo que plasmen sus temas, lo hacen bien; las mezclas de riffs son adecuadas, los ritmos de batería los idóneos para cada momento (incluso se atreven con algún que otro blast beat) y en general no se les puede sacar ninguna pega. Por si fuera poco todo esto que os cuento, hasta se meten dentro de lo progresivo como bien demuestran en “Espiral” o “Argos”.

La única pega que le puedo poner a este disco, y es por sacar solamente una, han sido un par de modulaciones en la voz en “Recuérdame”, que me parece que emborronan un pelín la excelente labor de Estefanía Aledo, a lo largo de todo Aquareum. “Recuérdame”, es además el corte más largo del disco, como dato curioso, y se marcan un pasaje instrumental hacia el final del tema, con saxo incluido que es sencillamente soberbio.

Para ir cerrando esta reseña, deciros que si os gusta el metal moderno en cualquiera de sus variantes, con voces femeninas limpias y extremas a partes iguales, y con unas cuantas influencias de estilo perfectamente cuajadas, este es vuestro disco.

2firmajabo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS