ARDE (DEU) – Ancestral Cult, 2021

Enlaces:

English version

Desde Berlín nos llega el nuevo trabajo de esta curiosa formación que integra músicos de procedencia española, polaca, italiana y belga. Con todo este bagaje musical tan variopinto, ARDE nos demuestra en este segundo trabajo que su propuesta de black metal atmosférico ha sido cultivada con esmero. Como muchas de las formaciones que se dan a esta corriente del black metal, la naturaleza y el poder de ésta es el nexo común sobre el que versan sus textos y su mensaje. Un tipo de música que nos evoca a los famosos lienzos de pintores románticos como David Caspar Friedrich, que representaron fielmente la inmensidad de la naturaleza y lo insignificante del humano respecto a ella; la gran madre.

Ancestral cult se compone de cuatro temas bastante largos y una pequeña pieza que actúa de bisagra, y a modo de remanso de paz. La banda apuesta por un black metal atmosférico muy enfocado en las guitarras melódicas que, junto una producción actual, y una ejecución pulcra y dinámica, hacen que la escucha de Ancestral cult sea bastante amena. El quinteto sabe dirigir su música como un experimentado conductor de calesas y, a la que nos damos cuenta,  ha llevado al oyente hasta el final de un trayecto no demasiado largo, pero sí intenso. A excepción del corte «Síle«, el resto de temas beben de un mismo manantial con momentos de explosión blacker, pasajes más contemplativos. El potencial ya se ve desde «The birth portal«, que reúne todas las características musicales de la banda. Para “Síle” han contado con la colaboración especial de la americana Amelia Barker que ha compuesto el tema, lo canta, y además toca la guitarra acústica y el violín. Se trata de una breve pieza de folk que nos puede recordar a lo realizado recientemente por MYRKUR y que contrasta con las otras cuatro piezas de forma sorprendente.

La temática del disco está dedicada a los antiguos cultos sobre las diosas y la figura de mujer, que ha tenido siempre un eje en muchas cultura ancestrales. Y lo cierto es saben transmitirlo perfectamente con unas letras que son entretenidas de leer. Por cierto, en “Vesica Piscis” incluso incluyen un fragmento recitado en euskera. 

 

 

Es posible que este trabajo no haya  tenido toda la atención que debiera en un año en el que el black atmosférico estuvo muy presente dentro de las corrientes extremas del metal. Y, lo cierto es que, de primeras, puede parecer un disco sin más, pero si prestas un poco más atención, lograrán conquistarte sin ninguna dificultad. Eso sí, mantengo que son las guitarras las que sostienen el proyecto ya que hacen un trabajo un trabajo bastante variado en cuanto a melodías y riffs. Y, por supuesto, mencionar el trabajo del batería Łukasz Bieganski que me ha recordado mucho a grandes de esta escena como pueden ser Aaron Weaver o Aesop Dekker.

 

Comparte: