ARALLU (ISR) – Six, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Cuando investigamos sobre algo, pasa el tiempo y descubrimos cosas que nos hacen darnos cuenta de que quizá en su día no se hizo el trabajo todo lo bien que se pudo. Es la sensación con la que me he encontrado al conocer a ARALLU con respecto al artículo que escribí hace un tiempo acerca de la influencia de las culturas mediorientales en el metal. Hablé entonces, de manera más o menos extendida, sobre más de diez proyectos y mencioné a otros tantos, escapando a mi exhaustivo trabajo de investigación el que hoy nos junta delante de la pantalla.

Esto es algo un tanto crispante, ya que ARALLU lleva nada más y nada menos que veinte años al pie del cañón, contando en su discografía con seis elepés además de diversos lanzamientos en forma de EP o demo. Pues bien, justo el LP que analizamos hoy, el que hace seis, ha sido justamente bautizado como Six y editado por Trascending Obscurity Records, sello hindú que ha editado trabajos de bandas como FERAL, PAGANIZER, DE PROFUNDIS u OFFICIUM TRISTE. Pero bueno, a lo que vamos: como comentaba antes, nunca había oído hablar de ARALLU hasta la fecha y me han gustado. No es ni de lejos la banda de metal extremo con influencias mediorientales que más me haya gustado y/o sorprendido, pero hacen las cosas bien desde el principio y enganchan con «Desert moon spells«, intro con la que abren este opus, transportándonos a la antigua Mesopotamia con bastante facilidad.

En esencia su música cabalga con equilibrio entre el black y el death con una base primitiva y aunque en ocasiones emplean recursos más actuales no dejan de sonar bastante old school, apuntando todo esto, por supuesto, desde un punto de vista positivo. Como la mayoría de bandas del rollo, han sabido incorporar con acierto los arreglos folclóricos, que en consonancia con la base extrema resulta  un producto oscuro aunque sin llegar a sonar maligno, al contrario que a los bareinís NARJAHANAM, con quienes guardan algunas similitudes, sonando ARALLU también menos gloriosos dada la ausencia de fondos de teclado en este trabajo.

En cuanto a producción, esta es más que correcta, distinguiéndose en todo momento cada instrumento y con una mezcla bastante equilibrada. La voz, aparentemente teñida con una fina tinta de distorsión, es lo único que me ha dado un poco la sensación de destacar por encima de lo demás en la mezcla, pero no ha sido nada que empañe las buenas maneras de estos israelíes: cuerdas que dan un buen repaso a los modos clásicos de ejecutar el black/death metal, baterías cañeras y variadas y voces bien ejecutadas, todo ello aderezado a la perfección, como os adelantaba al principio de este texto, por folclore medioriental al más puro estilo mesopotámico.

Si te va la onda de bandas como MELECHESH (sobre todo su primera época), AL NAMROOD o los ya mencionados NARJAHANAM, no dudes en darle una oportunidad a Six.

Comparte:

COMENTARIOS