ARALLU (ISR) – Desert battles – Descend into the sands, 2018

Enlaces: Facebook

No hace ni medio año desde que analizase el último trabajo de los israelíes ARALLU. Six, de 2017, me dejó buenas sensaciones, aunque de todos los proyectos que he escuchado del místico y enigmático país no se trata de uno de los que más me ha enganchado.

Hoy vuelvo para analizar Desert battles – Descend into the sands, editado originalmente en 2009 y del cual han realizado una nueva edición, remasterizada y remezclada. Como no podía ser de otra manera, le ha sentado bien esta vuelta de tuerca al disco, ya que suena un poco mejor que la versión original. Además han hecho alguna pequeña variación en el tracklist, con intención, supongo, de darle algo de aire extra a la transición del redondo cuando se reproduzca.

Con respecto a la música, no podía esperar nada que no hubiera escuchado antes: black/death metal con influencias del folclore medioriental. Sí, es cierto que los ocho años que separan este LP de Six son muchos años, algo que hace notar la evolución de ARALLU en lo que a ejecución y composición se refiere, pero con todo y con eso, lo que exponen en este opus es igualmente bueno. Black/death metal, como os decía, algo primitivo pero bien hecho, empleando recursos propios del folclore mesopotámico pero llevados al extremo opuesto que presenta el metal y adaptándolos a sus necesidades y sonidos. Tal es así que podemos escuchar esos característicos ritmos ‘tupa-tuperos‘ que tan orientales suenan y que para un servidor descubrieron MELECHESH, paisanos de ARALLU y unos de los más grandes y primeros pioneros en los sonidos mediorientales extremos.

El papel de algunas melodías, riffs y escalas también es primordial para que pensar en los desiertos sea fácil y frecuente a lo largo de todo el LP. Como bien pude percibir en Six, dan una buena revisión a distintos modos clásicos de expresar esta rama del metal extremo, sonando más old school que en el mencionado álbum, donde se notaban recursos un poquito más modernos.

En definitiva: un disco correcto, pero nada nuevo bajo el sol. Eso sí, escuchándolo en el orden correcto con respecto a su discografía nos sirve de buen enlace para entender mucho mejor su material más reciente. Espero que la evolución siga siendo exponencial de cara a futuros discos.

Comparte:

COMENTARIOS