AQUELARRE – Requiescat in pace, 2014

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube Twitter

aquelarre01Desde Galicia, bella tierra de buen comer y donde habitan las raíces de mi familia, llegan AQUELARRE con una propuesta variada y muy interesante. Partiendo del más típico power metal incorporan influencias de géneros tan dispares como el thrash o el death metal. Aunque este sea su primer EP, no son una banda de reciente formación, ya que su fundador Cristóbal Otero lleva trabajando en este proyecto desde 2007.

Y eso, queráis que no, se nota. La inicial «Ceniza«, por ejemplo, es un tema muy cuidado que comienza con el piano de Enmanuel Iglesias y tiene un interesante desarrollo instrumental, además de grandes dosis de melodía.

«Ven a por mí» mezcla riffs de reminiscencia thrasher, teclados, alguna voz gutural y doble bombo con mucha melodía en un tema que, en algunos compases, puede recordar a grupos como DIMMU BORGIR o CRADLE OF FILTH.

Las primeras notas de teclado que introducen «Felurian» son, sin duda, de influencia gótica, pero el tema por lo general me recuerda mucho a canciones de los discos más progresivos de SONATA ARCTICA, quizá porque la voz de Bernardo Viqueira se me asemeje por momentos a la de Toni Kakko.

Si me pidieran definir «En pie» con un adjetivo, sin duda elegiría épico. Las orquestaciones campan a sus anchas en el minutaje de una canción de puro y duro power metal melódico, que muchas de las bandas nacionales de este género que encumbramos pagarían por haber compuesto.

«Sangre y dolor» es mucho más contundente y sus constantes paradas durante los primeros momentos del tema le dan una mayor sensación de empaque y contundencia, aunque a continuación el corte vuelva a transcurrir por las sendas del power metal.

Doble bombo y rápidas melodías de guitarra es lo que nos encontramos al principio en «Guardián«, en la que colabora José Rubio y que os invito a escuchar porque para mí es la mejor canción del disco. Seguro que será un clásico en sus conciertos.

«Elegía» es la larga y épica epopeya que todas las bandas de power metal han compuesto en algún momento de su carrera. En sus casi ocho minutos de duración nos encontramos un constante colchón de teclado, donde, a pesar de ser un buen tema, me esperaba que incorporasen algún que otro elemento de la música extrema que antes, con tan buen resultado, han incorporado.

En definitiva, primera referencia que tenemos de este grupo y que a mí, personalmente, me ha dejado muy buen sabor de boca. La variedad que incorporan en algunos temas proporciona una bocanada de aire fresco a una escena tan reacia a la innovación como el power metal, y es que 1999 nunca volverá amigos.

firmajosemanuel

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS