APOCYNTHION – Siderus Nuncius, 2013

Enlaces: Facebook Twitter BandCamp

Apocynthion (Band) Hay discos que llaman poderosamente la atención. Son trabajos que logran atraparte, se vuelven muy disfrutables, y probablemente te dejan con ganas de oir más. Eso suele pasar con muchos EP’s, cuando están bien hechos se vuelven cortos, se podría decir que “pasan volando”. Una de estas bandas es APOCYNTHION, grupo español de Post-Black Metal que en el 2012 lanzó su EP debut, titulado «Correlations». Este trabajo consta de un solo tema de 13 minutos perfectamente llevado, logrando deslizarse por pasajes calmos y arremeter con fuerza en las secciones más pesadas con una soltura y madurez sorprendentes para un grupo novel.

Y con semejante tarjeta de presentación llegamos al 2013 y a su esperado disco debut, «Siderus Nuncius», el cual comenzaremos a desmenuzar lentamente. Es que así comienza, lentamente, con una suave introducción. Lo primero que se nota es que los movimientos a lo largo de los temas se desarrollan con más calma, con intermedios acústicos mucho más pronunciados y extensos que en «Correlations». También el aspecto percusivo se hace más presente, acompañando en casi todo momento y siendo el responsable de generar “movimiento” sobre las tranquilas bases melódicas de sus compañeros.

En conjunto, nos encontramos con una banda que decidió incursionar más en el aspecto melódico, para ganar fuerza en los momentos más intensos. Las melodías son simples, notándose claramente de dónde vienen sus influencias: bandas como ALCEST, LES DISCRETS, EXPLOSIONS IN THE SKY emergen en cada una de las notas. Por ende, la sencillez y la melancolía inundan las partituras de los madrileños. Eso no quiere decir que APOCYNTHION sea un calco de sus influencias, sino que tomaron esos modelos y generaron a partir de ellos un estilo propio con una forma particular de expresión. La banda sigue evolucionando en «Siderus Nuncius», puliendo aún más lo demostrado en su debut.

En el aspecto de la producción y mezcla, nos encontramos con un sonido bastante típico del género, limpio pero con el lo-fi siempre presente. Esto permite que los instrumentos sean audibles, pero estén “tapados” por esa especie de cortina sonora, como si se tratara de una grabación semi profesional. Esto favorece enormemente a la esencia intimista y lánguida del grupo, generando una atmósfera densa por la cual los temas van desplazándose. En los momentos en que la banda “ataca”, en general nos encontramos con una base rítmica-armónica muy cruda, pero siempre acompañada con algún agregado melódico agradable al oído. En «Siderus Nuncius», APOCYNTHION intentó armonizar sus dos facetas sonoras, tratando de insertarlas lo más orgánicamente posible, haciendo incapié en la cadencia y las largas extensiones de cada tema.

Aquí no encontrarán grandes desempeños individuales, ni virtuosismo desenfrenado. El género no busca eso, y la banda no intenta (ni le interesa) sorprender por ese lado. Las composiciones están pensadas en conjunto, cada elemento utilizado tiene su función específica en cada canción. Sin embargo, eso no quiere decir que los temas serán tediosas repeticiones de una idea motívica, sino todo lo contrario; cada track tiene diversas partes, que concatenadas unas con otras logran unir las piezas cohesivamente. De este modo, evitan repetirse y consiguen mantener al oyente atento sin muchas complicaciones.

Con la banda tratando de sacar lo máximo posible de cada canción, los minutos transcurren despacio, sin prisa, en un lento devenir. En cada uno de los tracks que componen el disco se encuentra esta variable. En «Correlations» era al revés: cada minuto transcurría rápido, con una intensidad notable en esos 13 minutos. Pero claro, era un solo tema, tenían que mostrar todo lo que podían hacer. En el larga duración, tienen 6 temas y todo el tiempo del mundo para desarrollarlos. Dosificaron la intensidad, extendieron las trancisiones y todo con un nivel envidiable. Muchísimos grupos noveles quisieran tener este nivel de madurez con tan solo dos lanzamientos oficiales.

En conclusión, «Siderus Nuncius» no es tan impactante como su predecesor, pero es igual de disfrutable. Uno de los discos del año en lo que respecta al Post-Black, y a la música pesada en general, no se lo pierdan.

 

APOCYNTHION es:

W. – Guitarra y voz

C.Noir – Guitarras
Motto – Bajo
Distant – Drums

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS