ANKOR – My Own Angel, 2011

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook Youtube Twitter

Justamente ayer estuve hablando de este disco con un compañero del staff. Los dos coincidíamos en que un término para definir, de primeras, este nuevo trabajo de los tarraconenses ANKOR, podría ser “evolucionado”, a lo cual quizás yo añadiría una “r”. Sí, evolucionado y, posiblemente, revolucionado, ya que si bien la banda progresa, prospera musicalmente, y desarrolla y da rienda suelta a sus inquietudes musicales, también es cierto que existe un giro, si no de 180 grados, sí al menos bastante considerable con respecto a Al Fin descansar (2008).

En aquel ya lejano disco, editado tras grabar una demo y EP desde 2003 (año de formación de la banda), ANKOR practicaba un metal más clásico. Era un heavy metal con voz femenina (Rosa entró en la formación en 2006) bastante clasicote, interesante, pero que, quizás, se perdía entre tantos y tantos grupos que realizaban el mismo envite. Vamos, que intentaba asomar la cabeza en el panorama heavy nacional, pero la pequeña criatura no lograba romper el cascarón. No por una posible falta de recursos (aunque se veía a la banda con margen de mejora), sino quizás por excesiva competencia en su ámbito de entonces

Posiblemente ahora haya llegado el momento de empezar a romper esa cáscara. La apuesta actual de ANKOR no es que  sea revolucionaria a nivel global, pero sí localmente, en el ámbito del propio grupo. Esta vez la banda viste su música con el idioma de Shakespeare, no solo internacionalizando su apuesta en este aspecto, sino también a nivel musical, acercándose a una propuesta bastante más actual y contemporánea. Si en Al Fin Descansar se notaba el país de procedencia del grupo (no solo por las letras), esta vez no es así, ni mucho menos. Su radio de acción se ha ampliado.

Asimismo, esta vez ha sido el propio grupo quien ha tomado los mandos desde principio a fin. No hay colaboraciones como las de David Valdés o Fernando Asensi en el pasado  (se plantearon participaciones pero finalmente decidieron hacerlo todo ellos solos), y el disco ha sido producido por ANKOR. Sí, “yo me lo guiso, yo me lo como”, en los familiares (para la banda) estudios Radish Records.

Desde luego el trabajo de JM Design en la portada refleja el alma actual de ANKOR en 2011. Propuesta actual, moderna sin caer en lo innovador, y con temas bastante distintos entre sí pero, ojo, formando un conjunto muy homogéneo. ¿Cómo consiguen esta última paradoja? No lo sé… pero lo hacen.

En el disco podemos encontrar un fuerte contraste entre la luminosidad que generan las líneas vocales de Rosa, y ciertos toques oscuros o góticos como en cortes como Pride, que me recuerda a grupos como los nacionales DENIA o los internacionales EVANESCENCE. También hay protagonismo para voces guturales en otros, como No Matter What o Reborn. Ese contraste está siempre presente: fuerte carga melódica y pasajes más duros y oscuros que en su anterior trabajo. Ejemplos de ello son prácticamente todas las canciones del disco, desde las más clásicas, a nivel instrumental, como Against the Ground o Completely Frozen, o las más actuales, como la inicial Remaining, de la cual se realizó un videoclip en Suecia, dirigido éste por el reputado director Patric Ullaeus (IN FLAMES, WITHIN TEMPTATION, CHILDREN OF BODOM, ARCH ENEMY, EUROPE, SONIC SYNDICATE, etc.). Incluso hay algún corte, como por ejemplo It Would Be Easier, que con otro enfoque podría haber nacido como una gran canción de AOR. ¡Y no desentona!

Quizás ese sea uno de los mayores méritos de este trabajo. Lo cual, unido a una internacionalización y globalización de su sonido, y ese acercamiento a propuestas más contemporáneas, hagan que ANKOR sí vaya rompiendo el huevo y finalmente puedan asomar definitivamente la cabeza en el difícil mundillo musical de este país. Esta profesionalidad de My Own Angel contrasta con ese alma novata o aprendiz de Al Fin Descansar. Al fin y al cabo ANKOR es un grupo de contrastes, ya no solo entre sus dos discos, sino en el propio cd objeto de esta reseña. No obstante esas diversidades encontradas forman un conjunto muy coherente y fácil de disfrutar. Interesante.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS