ANIMA – Tresmilonce, 2013

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube

Anima 03 - portadaPara comenzar, he de recordar que mi primer contacto con la banda fue en un directo junto a APHONNIC y tal vez por ello tenga una visión del grupo que no sería posible solo a través del disco. Esa noche fui uno de los afortunados que disfrutamos de uno de esos momentos mágicos e irrepetibles que solo  ocurren sobre un escenario.

En su día los  definí como “la mejor banda de la que nunca has oído hablar”, pues bien, pasado algo de tiempo entre ambas críticas, me reafirmo en mis palabras. Tal vez hayan ganado algo más de popularidad gracias a resultar vencedores en más de un concurso y seguir conquistando tablas pero aún así no son poseedores del mérito que una banda como ANIMA merece.

Si esta reseña ayuda en parte a ello, creo que habré conseguido con creces mi propósito.

En raras ocasiones he creído tan firmemente en un grupo a primera instancia, como decía antes, de haber escuchado solo el disco quizá no me habrían convencido al 100%, pero es lo que tiene la autoedición, que no siempre se alcanza el resultado deseado. Con esto no quiero menospreciar el sonido de Tresmilonce, al contrario, la producción sin llegar a ser perfecta, alcanza un extraordinario nivel de calidad, pero no consigue atrapar la energía del grupo en su totalidad. Esa cantidad de subidas y bajadas que en directo son pulsos cuadrados de energía, que te hacen pasar de 0 a 100 en un segundo, en el disco adoptan un carácter mucho más homogéneo, más camuflado y mucho menos agresivo.

En cuanto al sonido de la banda, podríamos hablar de referencias claras a INCUBUS, FOO FIGHTERS, FAITH NO MORE, TOOL, STONE TEMPLE PILOTS, BUSH o HOOBASTANK, creando una amalgama rock-crossover-postgrungre con un gran poso noventero, una suerte de rock-metal alternativo mucho más preocupado por facturar buenas canciones que por clasificarse en una etiqueta.

Los textos son dignos de mención, para todos los que creáis que SOBER hacen buenas letras, deberíais escuchar Tresmilonce.  Prosa y poesía se funden en un mensaje que ahonda en la condición humana, redactada con un saber hacer y una clase exquisita, directa y sin complejos, sin temor a despojar sus miserias y mostrar emociones, sean cuales sean. Y es que con una voz así al frente, las letras no podían ser menos y dar la talla.

Desde la primera línea  de “Salto al vacío” hasta los ecos de “El fin del mundo” en los que hasta me parece escuchar al mismísimo Maynard James Keenan cantando “error, error, error”, la voz de Rolo y sus melodías son omnipresentes, una verdadera seña de identidad del sonido del grupo; inconfundible, hermosa y lo que considero más importante, correctamente dosificada y en su justa medida. Todo en ANIMA sucede sin excesos, nada está por encima de nada y todo parece encajar a la perfección. Examinados en conjunto no se aprecia ni la mitad de su potencial,  solo cuando diseccionamos las partes,  comprendemos el valor de cada una de ellas. La batería crea los sólidos pilares sobre los que descansa el peso del grupo y a partir de los cuales crecen las canciones. Lo mismo sucede con el bajo, siempre cuidando el carácter de cada estructura, líneas a veces calmadas y en ocasiones agresivas que al igual que las guitarras, crean el colchón perfecto para la voz, haciendo real la máxima “menos es más”.

Tresmilonce es un trabajo cercano al diez, es ese tipo de disco en el que resulta imposible destacar un tema sobre otro, tal vez sea una estrofa o un determinado estribillo el que decida por ti a la hora de elegir, pero creo que se trata de un álbum que hay que degustar en su totalidad, disfrutando de cada momento. Simplemente deja que las canciones te atrapen.

    “Nadie dicta el tiempo ni a quien le toca convertir su luz en sombra y sobrevivir por cumplir las normas. ¿Para qué ha luchado en la vida?, piensa. La inocencia es corta y no hay culpa que encubrir ¿Qué cambió? Si ahora hacéis de padres y abusáis. Si ahora no queréis aprender. Sólo necesitáis ser como él. No volváis vendiendo mil excusas ni engaños y obras llenas de actitud. Fábula inmensa. No merecéis más, no….”                          Caronte

firmadiego

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS