ANGELUS APATRIDA – Hidden evolution, 2015

Enlaces: Web Oficial Facebook Twitter

angelusapatrida38ANGELUS APATRIDA son un valor seguro, 5 discos y ninguno de ellos es malo, se han convertido desde hace tiempo además, en la banda más relevante de España en lo que a sonidos duros se refiere (otra cosa es si a cada uno le agradan o no), prueba de ello es que este disco del que hablo en estos instantes, ha sido nº 2 en la lista de ventas de España. Algo, hasta entonces, reservado a MÄGO DE OZ y similares. Ahora bien, este último dato ha sido una sorpresa para todo el mundo, pero la realidad es que, con tantas miradas puestas en los albaceteños, si sacasen un disco malo, los despedazarían. Más o menos como Israel contra sus vecinos. 

Pero como he dicho, esta banda es un valor seguro, y tampoco han fallado en esta ocasión, incluso cuando en este Hidden evolution se atisban aires de evolución (valga la redundancia bilingüe), que vete a saber dónde los llevan en un futuro. Profecías aparte, el álbum, a primera vista, parece su típico disco, con todas sus señas de identidad. No es hasta cuando nos adentramos un poco más en el, cuando percibimos los cambios, algunos sutiles y otros no tanto.

Todo sigue en su sitio cuando empezamos con “Immortal”, tema que podría haber ido en sus últimas obras y que suena 100% a ellos mismos, eso sí, con las sombras de MEGADETH y TESTAMENT siempre presentes. Pero avancemos un poco hacia “First world of terror”, “Wanderers forever” o “Tug of war”, aquí podemos escuchar un tratamiento más melódico de los estribillos, que los hacen bastante pegadizos, pero la cosa va a más en el segundo tema mencionado, con un final acústico que supone una calma inesperada entre hostia y hostia. Ahora, mentiría si dijese que este lado más melódico, con guiños al speed, era totalmente sorprendente. Es fruto de una evolución natural, ya en Clockwork estaba “Of men and tyrants” con un estribillo que se tatuaba en tu cerebro, y The call ya tenía algo de speed. Unos cambios que han actuado ocultos en la sombra, de manera lenta pero progresiva. Pocas veces un título como Hidden evolution fue tan adecuado, uniendo el avance musical con el concepto lírico que, para quien no lo sepa, aborda la teoría de que muchos avances beneficiosos para la humanidad han sido continuamente tapados y ensombrecidos por aquellas fuerzas ocultas que dominan el mundo, para su propio beneficio económico.

Pero el tema que más alabanzas se ha llevado ha sido el homónimo, y no es para menos, una canción que se acerca mucho a los estándares del heavy clásico (pero sin caspa), con duelos de guitarras dobladas y riffs que “cabalgan” y una duración de 9 minutos que pasa volando, sin ser aburrida o tediosa. Algo que denota una muestra de madurez compositiva evidente. Hace 5 años, conociendo a la banda de Albacete, esto habría sido casi impensable. Hoy día, un medio tiempo donde el tratamiento de los solos se basa en la armonía más que en la rapidez, se aplaude.

Da la sensación de que esta evolución (nótese cuantas veces ha aparecido dicha palabra en la reseña) es lógica e irá a más, nada forzado o abrupto. Para cerciorarse, no hay más que dar un repaso a su discografía. El tiempo dirá si la etiqueta de “thrash metal” se les queda pequeña, pero de momento hay que quitarse el sombrero ante el nivel tan alto que siguen manteniendo, y que va a más. El esfuerzo tiene su recompensa, Hidden evolution así lo muestra. La máquina sigue perfectamente engrasada.

firmapablobalbontín

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS