ANARCHOS (NLD) / MORBID STENCH (SLV/CRI) – Ghospels of necromancy, 2020

Enlaces:

Está fuera de toda duda el propósito de este tipo de lanzamientos: como si fueran un miniconcierto o festival, pero grabado en formato físico, se trata de reunir a un par de bandas diferentes, pero de estilos similares, para darlas a conocer a un público potencial que bien no conozca a ninguna o al menos a una de ellas, atreviéndose con la otra parte, ya que ha llegado hasta ahí. Algo altruista a todas luces, ya que cada agrupación aporta lo que buenamente puede con tal de que sea representativo.

Por la cara A y aportando dos cortes encontramos a ANARCHOS, grupo neerlandés con diez años de vida y un álbum completo a sus espaldas (omitiendo lanzamientos menores) y que suena exactamente como te imaginas que debe ser un grupo de death metal originario de los Países Bajos. Una muralla de sonido, con unas guitarras y bajo muy gruesas que, ya sea por modo de tiempos o rápidos, apabullen desde el primer minuto. Old school death metal sin más miramientos. No es algo especialmente llamativo para el oyente neutral, salvo si ese oyente es acólito del death metal centroeuropeo tradicional. Entonces puede añadir una banda más «a la lista». Porque todos/as los metidos en este mundillo tenemos esa especie de obsesión patológica de coleccionismo por escenas. 

En el reverso se encuentran MORBID STENCH, un proyecto ubicado a caballo entre El Salvador y Costa Rica, con el mismo número de álbumes completo, pero que en cambio su aportación se reduce a tan sólo una canción. Las expectativas por este lado son inexistentes, por el simple hecho de que el death metal de Centroamérica nunca ha tenido una escena potente a nivel internacional. ¿Qué esperar pues? Afortunadamente algo distinto de lo ya visto en la cara A. Porque los splits siempre ofrecen perspectivas parecidas pero no idénticas. La banda americana opta por darle un ligera capa de barniz oscuro y cavernosidad a «Brethen accuser» en lugar del bullying sónico de sus compañeros europeos. Así, una primera parte más doom va subiendo la intensidad muy progresivamente hasta finalizar su participación por todo lo alto a base de blastbeats. 

Desafortunadamente el Ghospels of Necromancy no da más de sí, con tres canciones como máxima facturación. Pero el objetivo se cumple. Nosotros desde el otro lado del ordenador ya sabemos lo suficiente para indagar, porque este split es «fan service» puro. Antes mencionaba que ANARCHOS estaba hecho para los seguidores de un sonido, y con MORBID STENCH podría decir lo mismo, sólo que en este caso el acólito soy yo. Si a un grupo le he dado más «cariño» que al otro es por pura subjetividad, no porque un compañero haga sombra al otro. Lo que sucede es que, una vez cumplidos los mínimos estándares de calidad y que sabemos muy bien lo que buscamos, el resto es completamente subjetivo.

Comparte: