AMPHISMIND – Ambas Mentes, 2011

Enlaces: MySpace Facebook Youtube

AMPHISMIND nacen el verano de 2010 en Palencia y en menos de un año se proclaman ganadores del concurso “Fonorama 2011” organizado por la escuela de imagen y sonido Aceimar de Valladolid. Seguidamente se meten en los KLD estudios para grabar su primer ep titulado “Ambas mentes”, el cual ha sido masterizado en Fascination Street Rec. por Jens Bogren, magnífico productor que ha estado detrás de grandes trabajos como “The panic broadcast” de SOILWORK o el “Viva emptiness” de KATATONIA.

Con una propuesta a medio camino entre MNEMIC, HUNDREDTH o KTULU, nos presentan cinco temas de los que sin duda alguna “Ambas mentes” destaca por encima del resto, efectivamente ha sido un acierto comenzar con este tema, ya que desde que suena el riff principal, consigue arrastrarte y sumergirte por completo hasta que llega su estribillo, golpeándote poco a poco hasta noquearte con un final desgarrador.

Con una letra llena de dolor, llega “Odio sin control”, tema muy potente basado en riffs muy machacones, ideales para el headbanging. Sin embargo, la línea melódica de la voz en el estribillo no me acaba de encajar, suena con muy poca fuerza y se podría decir que hay cierto desfase tonal, tal vez haya sido premeditado, véase el caso de SLIPKNOT por ejemplo, quienes en varios temas meten una voz en segundo plano que a primera escucha “se pelea” con la melodía principal, pero que en conjunto, hace que suene más inquietante y oscura. De no ser así, se aprecia una carencia melódica que baja un poco el nivel general del disco.

Catarsis de marionetas” repite la misma línea del anterior, basándose casi en su totalidad en breakdowns y ritmos a medio tempo, pero en sus cerca de seis minutos de duración se echa en falta algún riff más rápido para que el tema no decaiga tanto, ya que parece como si no acabase de arrancar totalmente.

Cabe destacar el trabajo de las letras, se podría decir que van en consonancia con el magnífico diseño gráficodel disco, siempre con una sombra de sufrimiento e incomprensión, cubriendo de íntima oscuridad unos temas muy amargos, casi desoladores. Otro punto muy a su favor es la incorporación de ciertas pinceladas electrónicas que a riesgo de pasar desapercibidas por su escasez, elevan aquellas partes en las que aparecen a un nivel superior. Ese sería un camino interesante a explorar por parte del grupo, puesto que les otorgaría un amplio abanico de posibilidades.

Vacío, búsqueda interior, desesperación…. con un principio muy oscuro nos adentramos en la agonía personal de “Desaparecer”, tema que va creciendo a base de ritmos entrecortados, con un estribillo que resulta fácil retener mientras agitas la melena al compás de la base rítmica.

La mayoría de los grupos, a la hora de plantear su tracklist, suelen escoger el tema más convincente para comenzar un disco, los que forman el cuerpo del álbum sirven para afianzar la impresión que has tenido con el primero y el último, es el que tiene que dejarte con ganas de mucho más. Dicho esto, hablemos de “Deadseed”, tema cantado en inglés y que pone el broche al disco con cierto sabor agridulce, en sí es un temazo, más dinámico que los anteriores, agresivo de principio a fin, con unos buenos arreglos y muy bien estructurado, pero el aspecto negativo es que se nota demasiado que el inglés no es su punto fuerte y eso lo desluce notoriamente.

AMPHISMIND tienen potencial, esta es su primera entrega y no han pasado inadvertidos, por lo que cabe esperar más y mejor.

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS