AMENAZA (ARG) – El arte de la demencia, 2020

Enlaces:

«El artista es el loco que, gracias a su demencia, a su incapacidad de adaptación, a su rebeldía, ha conservado los atributos más preciosos del ser humano”. Esta noble expresión fue esgrimida por Ernesto Sábato, la voz de la conciencia argentina, y resalta una de las tantas virtudes que posee un artista, cuya influencia se suele pasar por alto y que, con el surgimiento de esta pandemia, en tiempos muy crudos, me atrevo a decir que se revaloró el poder del arte para poder sobrellevar esta situación. Esta es la frase que nos sirve de introducción para el video streaming de AMENAZA para lo que es el primer álbum de los oriundos de San Miguel, que se vino gestando hace años y se comenzó a materializar hace casi dos años con la consolidación de ésta formación actual integrada por Iván Vallejos como voz líder y bajo, Nicolás Córdoba en guitarra y voz, Emir Ahumada como viola principal y Camilo Maydana en batería, quien además fue el encargado de realizar el arte del video streaming.

El disco arranca con un tema que ya nos adelanta treinta y siete minutos de thrash bien rutero y ajustado, con el tema que quizás resume la premisa de toda la escena emergente. “Resistencia y autogestión” reza: “Quizás no seamos la nueva promesa generacional, que lleguen a la cima y destierre a los dioses”, y después baja a un tenue segmento melódico y culmina con un solo bien ampolleante. “Rebelión” y “En el nombre de las armas” continúan estas líneas musicales, reforzadas por letras bien filosas y petulantes, pero esta vez con Nicolás Córdoba acompañando a Iván Vallejos en el segundo tema y luego tomando la posta en el tercero, mostrando que las voces de ambos se complementan de muy buena forma a pesar de ser dispares entre ellas. A partir de acá el álbum se torna un poco más experimental y menos agresivo, pero no menos interesante, con “Fuego interior”, “Crisis mental” y “Plan letal” con ritmos más antinaturales y temáticas más introspectivas, hasta la aparición del tema homónimo, donde vuelven a golpear en el mentón con su estribillo, que nos recuerda que “no te olvides que somos AMENAZA”. Desemboca en el tema “Al filo del espanto”, un track de seis minutos que inicia lento y va evolucionando en excelentes segmentos melódicos hasta fundirse en el silencio y así culminar esta gran pieza thrashera.

 

No son marginados del sistema, como rezan los versos del principio, sino que son de los pocos abanderados de la autogestión. AMENAZA es una banda muy centrada con su filosofía, con un arduo trabajo de compromiso con la escena emergente que los ha llevado a organizar el Threat Metal Fest en sus contadas ediciones, que cuando no está en planes de realizaciones se ponen la difusión al hombro en lo que respecta a lanzamientos oficiales en redes sociales. Actualmente se encuentran guardados craneando algunos proyectos que verán plasmados en sus plataformas digitales muy pronto, mientras que se preparan para volver a los escenarios el domingo 21 de marzo en el renovado Vade Music Bar de Morón, Buenos Aires, junto con ASIMO, quienes a su vez se alistan para lanzar su primer disco oficial pero ya han vuelto formalmente a las tablas. Y créanme que los oriundos de San Miguel prometen volver a toda orquesta, así que va a ser una fecha para no perdérsela.

Comparte: