AMAZE KNIGHT (ITA) – The key, 2013

Enlaces: Web Oficial Facebook BandCamp

amazeknight00AMAZE KNIGHT se forma en Turín en el 2010 de la mano de Christian Dimasi (guitarra) y Michele Scotti (batería). Con la intención de formar una banda de sonido ecléctico, unen sus fuerzas con Fabrizio Aseglio (voces) y Matteo Cerantola (bajo). Uno de los fuertes de la banda es su variedad musical, tocando diversos palos dentro del estilo progresivo y experimental. Su primer trabajo, titulado The key, ha sido grabado con la ayuda del productor e ingeniero de sonido Roberto Maccagno, quien también aportó al disco su visión en cuanto a teclados durante la grabación. Finalmente se incorpora a la banda en abril de 2013 Davide Gemello a los teclados, completando la formación actual de AMAZE KNIGHT.

Entrando en The key nos encontramos un LP con solo cinco temas, pero de una duración total de casi cincuenta minutos. Típico de este tipo de bandas que ofrecen largos temas llenos de cambios de ambiente, ritmos y melodías, que iremos desgranando poco a poco.

El primer track se titula “Imprisoned (shadows past)“. Es inevitable hacer referencia a DREAM THEATER en este tema (y en algunos otros), ya que se hace patente su influencia en el grupo sobre todo en la voz, cambios y ciertas melodías. Un épico y majestuoso inicio instrumental da comienzo a esta canción, lleno de arreglos de teclado que te llevan al terreno que la banda pretende. En cuanto entra la voz entiendes lo anteriormente mencionado sobre las voces, pero esto no es negativo en absoluto, sino todo lo contrario. Muchos querrían si quiera acercarse al nivel vocal de Fabrizio en todos y cada uno de los temas del disco. Los teclados se suceden uno detrás de otro a base de solos cromáticos, y se intercalan con multitud de cambios de ritmo y cortes progresivos, perfectamente fraseados por Matteo al bajo, que no para un segundo de adornar los pocos huecos que dejan el resto de sus compañeros. La parte central del tema baja de revoluciones hacia un pasaje lleno de quietud, rozando la balada romántica, para luego cambiar al entorno musical del principio.

Restless soul” es la siguiente pista, donde nos encontramos una melodía repetitiva de tapping de bajo y una guitarra adornando y dejando sitio a su compañero. Creo muy importante en los grupos de este estilo que todos y cada uno de los instrumentos tengan su sitio y momento, y AMAZE KNIGHT así lo sabe hacer. No veo protagonismos de guitarras en exceso ni abusos de teclados en cada pasaje. En general está muy bien dimensionado cada uno en su papel. La poderosa voz de Fabrizio vuelve a hacer de las suyas llegando a partes vocales realmente exigentes, llenas de agudos difíciles de alcanzar y vibratos muy bien ejecutados.

Un tranquilo arpegio de guitarra nos introduce a un nuevo ambiente, a nuevas sensaciones, a un nuevo tema, titulado “Hartless“. Solo adornado sutilmente por algunos efectos de teclado, entra la voz susurrando la letra durante unas bonitas estrofas y da paso al resto de la banda, quienes hacen que la canción progrese y aumente su intensidad, pero siempre dentro de una melodía elegante y pausada. El sentimiento que consiguen darle a este tema es impresionante. Una larga parte instrumental cede el paso al final del tema, que decide acabar tal y como empezó.

Liberation (the reflection)” es el cuarto tema de un disco que bajo mi punto de vista roza lo magistral en cuanto a variedad de composición y ejecución de instrumentos. Pausadamente avanza el tema hasta estallar la distorsión de la guitarra, la cual con leves cambios en los acordes consigue variar la melodía. El aporte a los graves del bajo es fundamental a la hora de compactar la armonía de la melodía. La guitarra y la guitarra se enfrentan en duelo ejecutando el mismo solo, perfectamente clavado. De nuevo en este tema la voz deja que se note su influencia por James Labrie.

Liberation (a new day)” pone punto final a The key, y corresponde a la segunda parte de la anterior pista. La intro de piano es el momento en el que se más luce el teclista en el disco, con un toque clásico soberbio en su composición y ejecución. Nuevamente entra dulcemente la voz, solo acompañada de un arpegio de guitarra y efectos de ambiente muy bien conseguidos. Tras una serie de vueltas en torno a este estilo, se van incorporando detalles de teclados hasta resolver el tema a la mitad de su duración en una magnífica y virtuosa parte instrumental. Esta comienza con un larguísimo solo de guitarra lleno de feeling y técnica, algo difícil de combinar. Está muy bien soportado por unas líneas de bajo y teclados que armonizan el ambiente de una manera sencilla y muy efectiva. Como colofón final se incorpora la voz con sus últimas frases en unos agudos nuevamente muy exigentes y bien ejecutados.

Una de las ventajas de esta banda es que pueden llamar poderosamente tu atención tanto si eres amante del progresivo más profundo, como si eres acérrimo fan del metal leñero y variado. La producción del disco merece una gran alabanza, pues ha sabido conseguir que cada instrumento suene a la perfección en cada pasaje de cada tema. Y ahí queda eso. No soy un gran amante de este género, y me sorprendió cuando me mandaron esta review desde redacción, pero me rindo a los pies de AMAZE KNIGHT. Sinceramente recomienzo la escucha detenida de The key, primer trabajo de estos italianos que nos demuestran que más allá de los archiconocidos del género hay bandas dispuestas a plantar cara y sacar discazos como este.

firmaalex

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS