AMAJHUR (ARG) – De frente, 2021

Enlaces:

Poderosas líneas que se nutren del poder del repudio, la lucha de los barrios y la obstinación que hace brotar furia desde lo más profundo del alma y se plasma como riffs, golpes y gritos. Un estilo que viene extirpado de las entrañas de SEPULTURA y de EKTOMORF, pero que también se atreve a coquetear con líneas fuertemente inspiradas por el hip hop que cortan el estilo groovero que marca la armada instrumental; esta banda demuestra que es forjadora de su propio destino y un fiel reflejo de que los que se rebelan aún se mantienen en pie.

AMAJHUR nació en 2010 en Libertad, en zona Oeste del Gran Buenos Aires, y si bien el núcleo de la banda se ha mantenido constante a lo largo de los años, hoy está compuesta por Nicolás Ciallella (Bajo), Federico Pérez Costa (Batería) Benjamín Bastiani, Alejandro Torres (ambos en guitarras) y Darío Uboldi (Voz y guitarra), siendo el baterista, el más reciente ingreso a la banda, que se dio en agosto del 2020 durante la cuarentena, y que le dió el pie para poder participar en varios shows online del formato  “cuarentena live session”.

El quinteto es una de las tantas formaciones que apuestan fuertemente por la autogestión, teniendo en cuenta que todo el trabajo de grabación, mezcla y masterizado fue realizado por el mismo Darío bajo la denominación de su proyecto personal D-UBOLDI Producciones, logrando un trabajo óptimo y que, desde el lado técnico, no tiene fallas, en un disco que se hizo esperar bastante desde el lanzamiento de su EP en 2015. El arte de tapa, por  su parte, vino de la mano de @tisha.legendre y denota ese mezcla de estilos guerrillero y urbano que logran plasmar en 48 minutos de disco.

El álbum abre con la célebre oratoria de Eduardo Galeano titulada “Las guerras mienten”, acompañada por una batería con ritmo militar y un reverb sobre la voz del periodista y escritor uruguayo que se desvanece en eco para que empiece la armada sonora con “Amajhur, somos de barrio”. En su estribillo definen bien su estilo al exclamar el vocalista “AMAJHUR romperá tu cráneo (…) sabes que revienta ya”, con un desenfreno que se termina apaciguando con la llegada de “De frente”, canción que da el nombre al álbum, y sin embargo es quizás una de las más experimentales, con una intro lenta, un estilo de voz más bien rapeada o relatada, si se quiere, y un tono más groovero. “Mátenlos”, el siguiente tema, empieza de forma bien visceral y es uno de los que explotan la faceta más thrashera de la banda, con un estribillo que exclama “¡El pueblo grita REVOLUCIÓN!”. Luego de «Nadie te frena”, un tema que patea con una fuerte vibra de PANTERA, la banda nos sorprende con “Repudio y lucha”, que es otro de los temas que explotan las habilidades de los pibes. Empieza con un loop de bata y una línea de bajo tenue, pero que evoluciona en una canción de protesta teñida por un furioso «tupa tupa» y se hace bien poguera, con un estribillo filoso, para culminar con un final tenue que trasciende hacia unos tambores tribales, muy reminiscente a los primeros álbumes de SOULFLY

Directo al cráneo” es uno de los himnos de la banda en sus presentaciones en vivo y uno de los más viscerales. Muy como el primer tema del compacto, nos marca el compás de la banda con un estribillo bien afilado que resume la explosión sonora: «imagen que no borrarás… se apagará tu sueño«. “Espíritu de combate” continúa con esta filosofía musical, a la vez que Darío nos arenga a rebelarnos contra todo para que, luego de la furiosa “Locura fatal”, desemboquemos en “Pausando el tiempo”, que es el track “distinto” que, para aquellos conocedores de la banda, es muy reminiscente a “Loco Pro” del mítico trío argentino A.N.I.M.A.L., e invoca el lado más nu metalero de la banda y también del vocalista que, con una lírica que resume un poco el reclamo social, junto con un interesante dueto de violas, nos da un cierre abrupto al disco.

Como se mencionó en el prólogo de esta reseña, si eres un ferviente amante del groove metal que se mezcla con el thrash y el nu metal esta banda puede llegar a volarte la cabeza, como vienen de hacerlo en Planta Alta de Flores junto con SISTEMA DIEZ y SÁDICO, previo a su cancelado lanzamiento oficial en La Quadra Bar, Ramos Mejía, con IMPOSTOR, que hubiera sido una fiesta para tirar la casa (o el bar en este caso) por la ventana.

Comparte: