ALUK TODOLO (FRA) – Archives, Vol. 1, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp Otro enlace

El nombre del disco nos deja intuir que estamos ante una compilación, el propio grupo nos dice que es una compilación y, sin embargo, suena a obra completa, a opus por propio derecho. Si la banda afirmase categóricamente que hablamos de su nuevo trabajo, colaría. Estos archivos sonoros, a pesar de provenir de distintas sesiones de grabación de la no precisamente breve carrera de los franceses, están tan magistralmente hilados y suenan tan uniformes, que la compilación surge efecto cuando es escuchada de una sentada… Como Occult rock, Voix… Sus discos completos, en otras palabras.

¿Y a que suenan ALUK TODOLO, a todo esto? Si bien soy un inexperto en krautrock, el género que mucha gente les atribuye (aunque es una etiqueta más geográfica y contemporánea que sencillamente musical, pues poco o nada tienen que ver TANGERINE DREAM con FAUST), lo cierto es que se les nota claramente  un gusto por crear ambientes (el ambient y dark ambient mucho tuvieron que ver con el género musical  alemán antes mencionado) que llegar a ser incluso hipnóticos. Nada más empezar con el riff de bajo de «IV XII MMV» al abrir el disco, sabemos que viene un trabajo que va a provocarnos deliberadamente dolor de cabeza. Los franceses nos lo dejan claro desde el principio: canciones que pueden ser más o menos largas, pero con un factor de repetición casi ritualístico. Para hacer las cosas más difíciles el noise y las disolancias juegan una parte fundamental, pero no principal. Aparecen sólo cuando es requerido.

Juegan incluso con los límites del mal gusto ¿Está acaso desafinada la guitarra acústica de «XV V MMVIII»? A ciencia cierta quién escribe estas líneas tiene esa sensación, o bien el grupo ha usado una afinación bastante inusual. En cualquier caso, todo sea por dejarnos una sensación de incomodidad permanente, y más cuando la distorsión crea un efecto de zumbido de abeja… Como si la banda buscase que huyésemos de su música. Hasta el industrial más repugnante,a lo THROBBING GRISTLE, puede hayarse en el último corte del disco, posiblemente el más árido de todos (y ya es decir).

Incluso, en una improvisada lista de elementos menos comunes, podríamos añadir una acelerada percusión de reminiscencias tribales, en contraste con la quietud del resto de elementos.

Al acabar la obra por primera vez, sentimos un alivio, lo cual es comprensible, la densidad e ingratitud sonora, no hacen sencilla su escucha, como toda la música de ALUK TODOLO. Es cuando uno va escuchando pormenorizadamente, el momento en el que uno va entendiendo este monstruo de Frankestein, que aunque parezca mentira, tiene incluso mas elementos de los que yo he desgranado aquí. Curiosamente es un trabajo menos metálico de lo que esperaba, el aroma a black metal o doom que había en otras obras, como Occult rock, aquí no existe. Y ha sido algo deliberado, ninguna pieza está escogida al azar en este puzzle. La etiqueta Vol. 1 nos sugiere que estos chicos todavía tienen material de sobra para fascinarnos…. O aterrarnos.

Comparte:

COMENTARIOS