ALTAR OF SIN – Praising Evil, 2008

Enlaces:

altarofsin01Praising Evil es el primer larga duración de los valencianos ALTAR OF SIN, editado el año pasado. Compuesto por catorce potentes pastillas de thrash metal, el medicamento está diseñado para subir el nivel de metal en la sangre y elevar la adrenalina en altas dosis. Contraindicado, por supuesto, para todo aquel que no sea amante del thrash / death old school, y no aconsejable para público que no esté familiarizado con este estilo tan devastador. Por tanto absténganse de escuchar “Praising Evil” aquellos que renieguen de este tipo de sonidos o que deseen encontrar un trabajo desprovisto de mala leche y energía. Porque ALTAR OF SIN es básicamente thrash salvaje con buenas dosis de death de la vieja escuela. Se mueven en un terreno comprendido entre unos MASTER y ABOMINATION de Paul Speckman, y unos SADUS, pero en este caso hablo de los SADUS más cercanos en el tiempo, los del Out For Blood de 2006.

Por tanto, si estás bajo de hierro en la sangre solo hace falta que pongas el cd en tu reproductor y sigas la consigna que hay indicada en la contraportada del disco: “Bang Your Head When The Metal Is Loud”.

En este “Praising Evil” (2008) realmente hay dos trabajos incluidos. La primera parte del cd es la que podríamos decir que define este disco. Siete temas nuevos entre los que se encuentra una versión del Black Mass de EXORCIST. La segunda parte del disco es su EP anterior, de 2006, ya agotado como tal, por lo que la idea de incluirlo en “Praising Evil” me parece realmente fantástica.

“Cult Metal Gate” abre la puerta de entrada a “Praising Evil”. Desde el primer segundo nos envuelve el sonido de campanas y de aullidos de lobos, con puertas chirriando y con la voz siniestra de un ente que te invita a escuchar “Death Metal Inferno”. Y es que este corte que sucede a la intro, es una bofetada en toda la cara. O una patada en la boca del estómago. Mala leche, fuerza, energía a raudales… Las voces desgarran los oidos del oyente, la batería suena demoledora, rápida y contundente, al igual que las guitarras, con armónicos que echan llamaradas. Tres minutos de verdadera mala hostia.

Entre ruidos de sables y espadas arranca “Wall of Blood”, con variosaltarofsin07 cambios de ritmo, y con unos solos de guitarra que se oyen en su justa medida, dejando el verdadero protagonismo a la base rítmica y a la parte vocal. Otro trallazo de mala hostia. También.

“Soul Exciter” empieza salvaje desde el principio, más cercano esta vez al death que al thrash. La batería no deja de golpear mi cabeza y mis oidos, a veces golpea rápido, otras veces lento, pero siempre fuerte y con contundencia. Los solos de guitarra están en su sitio, y con el protagonismo justo e ideal para la música de ALTAR OF SIN. En fin, este tema es otro corte de verdadera mala… hostia. Sí, lo repito: este disco tiene muy mala leche. Ya van cuatro cortes conteniendo la respiración, sin un mísero descanso.

“Blood Queen” sigue la linea brutal y bárbara de los temas anteriores. A destacar el solo de guitarra.

“Praise Evil” es el penúltimo corte del verdadero “Praising Evil”. El ritmo es endiablado por momentos, con unos solos de guitarra violentos, fieros y muy rápidos, muy old school. Todo ello envuelto por la bruma espesa de la base rítmica.

Y llega el colofón a la primera parte del cd con la versión del Black Mass de EXORCIST. David De Feis estaría orgulloso de esta versión si la oyera. Sinceramente, y a riesgo de parecer un hereje, prefiero el Black Mass de ALTAR OF SIN que la versión original. Suena más contundente, con más rabia, con más empaque (es obvio que las producciones no son las mismas). Pero sí, me quedo con este tema. Bravo por la versión, magnífica. Aquí acaban realmente los temas nuevos, lo que realmente forma el “Praising Evil” más puro, por llamarlo de alguna manera.

Dolorido y con magulladuras escuchamos “Sadistic Oberture”, intro que abre la segunda parte del disco, y que nos lleva a la grabación del EP en 2006. Intro oscura y tenebrosa que da paso al tema deathmetalero que da nombre al grupo.

altarofsin09El sonido supuestamente de una sierra cortando no quiero pensar qué, da paso a “The Art of Violence”, otro tema potente lleno de ¿qué es lo que crees? Pues mala hostia, y ya van unas cuantas. “Caligula” es un tema con varios cambios de ritmo muy interesantes, que da acceso a un corte que empieza con una atmósfera bélica, formando lo que es “Unholy Funeral Pyres”. El EP, o para ser más precisos, el MCD, acaba con “Full of Metal Full of Hate” y “Cacodemon’s Spirit”, dos golpes más para nuestro castigado cerebro.

Tras la ingesta de estas catorce pastillas de puro thrash / death en tan solo tres cuartos de hora, el que suscribe ya se ha relajado lo suficiente. Y disfrutado, a partes iguales. En definitiva, un discazo de verdadero thrash / death metal old school, sin colorantes ni conservantes, sin experimentos raros, rendiendo culto a la vieja escuela. Los fans que crecimos en sus aulas estamos de enhorabuena.

Comparte:

3 thoughts on “ALTAR OF SIN – Praising Evil, 2008

  1. Buaaa me ha encantao leer este articulo, si esk es verdad, ALTAR OF SIN son la puta polla! Muy buenos! Yo les deseo lo mejorcico y lo saben, bandas tan buenas como esta hay pocas y merecen mas consideracion, kiero decir k kon lo k se lo kurran tendrian k tener mas facilidades, pero tal y como es el mercado discografico en este pais, es una pena k las discograficas no tengan tan en cuenta este estilo de musica, por k vale muxisimo la pena! AUPA CARLOS, JAVI Y GOYO AUPA!!

  2. Gracias por leer la critica TORMENTOR! La verdad es que el disco no ha parado de sonar en mi equipo de musica en las ultimas semanas. Es puro thrash-death old school, del que tanto nos gusta. Desgraciadamente he conocido a la banda relativamente hace poco, pero ya no les pierdo la pista ni de coña.
    En este enlace: http://subterraneowebzine.com/archives/948 puedes leer la entrevista que hicimos al grupo, muy interesante en nuestra opinion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS