ALQUIMIA (Alberto Rionda) – s/t, 2013

Enlaces: Web Oficial Facebook Twitter

albertorionda01En el verano del 2012 saltó a los medios la noticia del «descanso temporal» de AVALANCH después de los conciertos que realizarían en México junto a los legendarios SCORPIONS. No me hagáis mucho caso, pero a mi parecer, el descanso de AVALANCH abrió la veda para que grupos legendarios de nuestro rollo hayan decidido tomar el mismo camino (KOMA, SARATOGA, HORA ZULÚ…). Aprovechando esta circunstancia, el líder del mítico grupo asturiano Alberto Rionda ha decidido emprender su propio proyecto en solitario, igual que sus compañeros han decidido realizar otros proyectos; por ejemplo, Ramón Lage con HUMAN. En este caso, Rionda ha decidido apostar por el Power Metal que le hizo famoso en los primeros compases de su carrera, contando con la ayuda de un ex-compañero en AVALANCH (Chez García), dos integrantes de AMADEÜS (Isra Ramos y Rubén Lanuza) y Fabio Duarte, un batería cubano. ¿Cómo ha sido el resultado? ¿De verdad suena a los antiguos AVALANCH? Ahora lo veremos…

El disco se abre con una corta intro de carácter sinfónico y épico denominada Mutus Liber, que desemboca en el primer tema (y también primer adelanto) del disco, Lobo y Arca, tema más largo del álbum que tras una pequeña intro de teclados da paso a un riff de guitarra de carácter bastante arabesco y progresivo. Las estrofas son absolutamente soberbias y el trabajo de Isra en la voz roza la matrícula de honor. El trabajo de coros que hay en el estribillo, y el puente que hay después, le ayuda a dar al tema un toque bastante épico y pegadizo. También me gustaría destacar el trabajo que realiza aquí Chez García, tanto en las atmósferas como en los solos de teclado que aparecen esparcidos durante todo el tema. Primer tema y ya me ha conseguido dejar con la boca abierta.

Dama Oscura es el segundo tema que nos presentaron como adelanto. Aquí, después de una intro de piano, entra un riff de nuevo con reminiscencias progresivas, pero que lleva a un riff mucho más agresivo. Las estrofas vuelven a ser de sobresaliente y la guitarra de Rionda, con un toque más agresivo que en Lobo y Arca, nos guía durante todo el tema. El estribillo es muy pegadizo y una vez más Chez García se encuentra sobresaliente tras las teclas. Me gustaría, además, comentar el trabajo de Fabio Duarte tras los parches, con una gran técnica y una pegada muy fuerte, todo un descubrimiento.

La Cuna de Arce se abre con una intro de teclado y batería y continua con las influencias progresivas tanto en la estructura del tema como en las guitarras. La voz de Isra se dobla en unos coros muy sinfónicos que se apoyan precisamente en las orquestaciones que realiza Chez, que hacia la mitad del tema se adueñan de él y Rubén realiza un pequeño solo que desemboca en un fragmento con coros guerreros y solo de teclado. Tercer temazo del redondo.

La Penitencia del Noble es el último tema que nos presentaron como adelanto antes de la salida del disco y es un corte muy rápido, de mucha influencia STRATOVARIUS, con un Isra soberbio en la voz y un doble bombo de Fabio Duarte tan preciso que incluso podría sincronizar relojes. Hacia el final del tema, antes del solo, Isra nos deja un grito muy Halfordesco, demostrando así su variedad vocal. Uno de los mejores temas del álbum.

Divina Providencia comienza con toques de power ballad AOR e Isra cantando muy suavemente para después tomar un tempo de medio tiempo intenso, con un trabajo de guitarras muy contundente apoyado en orquestaciones. El tema más accesible del compacto.

Claro de Luna vuelve a ser un tema largo (más de siete minutos) que se abre con guitarra acústica y piano pero con la guitarra eléctrica de Rionda dibujando arpegios en la intro, la batería entra prácticamente a la vez que la voz de Isra. Las guitarras eléctricas tardan en hacer acto de presencia pero no desaparecen hasta acabar el tema. Es, sin duda alguna, la balada del álbum, muy parecida a la que realizaba junto a AVALANCH en sus primeros álbumes.

Lagunas de Sal se abre con unas orquestaciones muy tétricas, con mucho instrumento de viento. Es el tema más oscuro y moderno del disco, además está repleto de efectos de teclado muy innovadores y bastante diferentes a los que nos podemos encontrar en un disco de Power Metal al uso; aún así, el resultado no es nada malo.

Aliento es el tema más corto del disco y también el vínculo más cercano a los últimos discos de AVALANCH, eso sí con un sonido menos moderno y más cercano al Power Metal Melódico que al Metal Alternativo, mientras que La Fuente Dorada se abre con piano y deja un tema más cercano al Power Metal Progresivo , con Isra doblándose de nuevo en el estribillo y la guitarra de Rionda con un sonido un poco más bajo que en el resto de los temas. Aún así, uno de los mejores temas del álbum. 

Sacrificio y La Morada del Alquimista son los cortes que cierran el disco (si exceptuamos la outro, que es la que le da carpetazo definitivamente). La primera es otro tema de riffs y dobles bombos (sobre todo en el estribillo) rápidos. El ya mencionado estribillo es muy pegadizo; fue una de los temas de adelanto. En cambio, La Morada del Alquimista es un tema más largo y progresivo muy deudor de los últimos discos de BLIND GUARDIAN (escuchad tan solo la intro, y decidme si podría estar en el «Nightfall In Middle Earth» mismamente), por lo demás, el resto del tema sigue la senda del tema Power Metal con toques Progresivos que tan buen resultado ha dado en este disco. La outro Cabala XIII es un tema acústico, con piano y con delicado solo de guitarra, para acabar con un acompañamiento de batería que le da un plus de intensidad al tema; el mejor final posible para este disco.

También me gustaría comentar la portada y el cuidado diseño gráfico del disco, diseñado por el famoso ilustrador Luis Royo, que no es la primera vez que trabaja con Rionda (de hecho, el álbum que publicaron AVALANCH en 2011 «Malefic Time Apocalypse» está realizado a medias con él y con su hijo). Quizá mucha gente critique la ilustración por simple o repetitiva, pero, si algo gusta y resulta… ¿por qué cambiarlo?

En definitiva, Alberto Rionda y compañía han conseguido realizar un gran disco de Power Metal, con toques progresivos, melódicos y alguno más accesible y moderno, lo que le da una sensación de variedad al disco que hace que no resulte repetitivo. Si eres fan de los viejos AVALANCH ten por seguro que no te va a disgustar.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS