ALL WE’VE KNOWN (ZAF) – Dissidence, 2019

Enlaces: Facebook BandCamp

Si necesitas un buen chute de adrenalina y mala leche en tu vida, olvídate de las etiquetas y de eso de «si dicen que es metal melódico, electrónico y post-hardcore, ¿por qué me suena a metalcore de toda la vida?». Cierra los ojos y déjate llevar por la furia que se mastica en cada nota y cada compás de Dissidence, el primer LP de los sudafricanos ALL WE’VE KNOWN.

Desde que la banda se formó en 2014, sólo habíamos tenido el EP Human nature de abril de 2016, por lo que se han pensado muy mucho cómo iba a ser su primer larga duración. El resultado es un disco muy contundente, con matices menos centrados en la furia pero que en todo caso muestran un enfrentamiento con el mundo que les rodea.

Nada más arrancar «Black mirror» queda claro que aquí no hemos venido a buscar el amor de verano de nuestra infancia, sino que estamos en el lado de los que están hartos de lo que hay enfrente de nuestras narices. Incluso el inicio de «Between two worlds» no deja de ser un descanso para arremeter nuevamente con potentes riffs y voces.

Sin perjuicio de lo que estamos comentando, hay partes en las que hay una vertiente melódica más acusada, como en «Halfway» o en «Oversight«, que quizás sean los temas más blandos (es decir, menos cañeros) del disco, pero que por contra tiene un matiz más pegadizo.

El trabajo de ALL WE’VE KNOWN se centra más en las partes rítmicas y en los acompañamientos, por lo que no vamos a encontrar grandes solos de guitarra, pero si prestamos atención al segundo plano de las composiciones hay frases realmente interesantes que, una vez percibidas, acapararán nuestra atención casi más que el tema en sí mismo. Este punto se percibe muy bien en «Burn» y en «Perefect disguisse«.

En definitiva, es un trabajo de estreno muy sólido y muy bien producido que bien merece un par de escuchas para no perderse los múltiples matices que tiene.

Comparte:

COMENTARIOS