ALKALOID (DEU) – The Malkuth grimoire, 2015

Enlaces: Facebook

En el año 2015 veía la luz uno de los discos de death progresivo que más me gusta en la actualidad: The Malkuth grimoire, de los alemanes ALKALOID. Proyecto formado por el prolífico Hannes Grossmann (ex OBSCURA, ex NECHROPHAGIST, BLOTTED SCIENCE…) tras su marcha de OBSCURA, quien uniría fuerzas con un gran elenco de músicos que más de una de esas bandas “all star” quisiera.

Dicho elenco contaría nada más y nada menos que con Morean (DARK FORTRESS, NADER SADEK…) a las voces y guitarras, Christian Münzner (ex NECHROPHAGIST, ex SPAWN OF POSSESSION, ex DEFEATED SANITY…) a las guitarras, Danny Tunker (ABHORRENT, DEMILICH, ex DETONATION, ex ABORTED, ex GOD DETHRONED…) también a las guitarras y Linus Klausenitzer al bajo (OBSCURA, THULCANDRA…). Con semejante equipo era imposible que el fruto de su trabajo fuera mediocre.

Dejando a un lado las presentaciones, quizá os preguntéis el porqué de analizar un disco de 2015 a estas alturas. Pues bien; con motivo de su fichaje con el poderoso sello Season of mist en noviembre de 2016, The Malkuth grimoire ha vuelto a ser editado en vinilo a modo de aperitivo mientras ALKALOID prepara nuevo (y esperemos, temprano) nuevo material.

Volviendo a lo que comentaba al principio, el debut de estos alemanes es a día de hoy uno de mis discos favoritos dentro del género, desplegando una sofisticada carga de composiciones que van desde el death, pasan por el death progresivo y tocan por último algún que otro estilo como el black o el brutal death, en ligerísimas dosis. De esta manera, el resultado es un trabajo de death progresivo explosivo, con mucha melodía, pero con un aura de oscuridad brutal, tanto por la inclusión de elementos de fondo a modo de acompañamiento (samplers) como por las voces de Morean y, por descontado, las propias composiciones y recursos empleados en las guitarras.

Además de esto, que sus letras traten temas como la ciencia o la magia aporta un granito de arena adicional a esa oscuridad, sobre todo por cómo maneja Morean la interpretación de las líneas vocales, algo que se le da de fábula.

Hay muchos vocalistas que escriben buenas letras y saben ejecutar bien los guturales, pero luego no transmiten demasiado con su interpretación vocal. Esto es importantísimo, ya que se trata de contar historias en cada tema y en ALKALOID tienen este apartado bien cubierto, con Morean haciendo alarde de sus numerosos registros, así como de su manera de modular e incluir fragmentos narrados o lanzados de manera más poética, siempre (en el caso de los narrados) con un fino velo de efectos al más puro estilo alienígena, aunque sin llegar a sonar a los popularizados por los norteamericanos THE FACELESS.

Por supuesto, y como ya he adelantado hace unas líneas, las guitarras juegan un papel importantísimo favoreciendo la atmósfera de oscuridad, presentando tanto en riffs como en los pasajes acústicos y en otros modos empleados profundas estructuras que evocan la parte más oscura de la ciencia, tan real como mitificada. Buena labor también combinando todos estos recursos con las melodías, muchas veces ejecutadas a toda pastilla y acompañadas debidamente por las apoteósicas baterías de Grossmann, quien aporta no sólo velocidad, sino también versatilidad y riqueza al conjunto, jugando con los ritmos más tralleros y los medios tiempos con mucha clase.

Producción peccata minuta que potencia la calidad ejecutiva de todos y cada uno de los músicos participantes en la grabación de esta maravilla y que sinceramente no sabría decir si mejora o empeora al escucharla ripeada del vinilo o no, pero es algo que, teniendo en cuenta la calidad del contenido, dejaremos enterrado.

Comparte:

COMENTARIOS