ALESTORM (VCT) – No grave but the sea, 2017

Enlaces: Facebook Otro enlace

ALESTORM es una de las bandas de folk metal más importantes hoy en día. Sus cuatro álbumes anteriores contienen varios himnos para los seguidores del estilo, como “Drink“, “Shipwrecked“, “Keelhauled” o “Rum“. En “No grave but the sea“, los piratas escoceses no ofrecen ninguna variación respecto a lo que les ha hecho famosos. Pasemos a analizarlo.

Lo que mayormente nos encontramos son temas rápidos, con estribillos pegadizos y repletos de coros y teclados que imitan distintos tipos de órganos, gaitas, acordeones… como en “México“, “Rage of the pentahook“, o las homónimas “No grave but the sea” y “Alestorm“, que cuenta con un videoclip bastante cachondo.

Como en sus discos anteriores, también nos encontramos con canciones más largas y con tintes épicos, como “To the end of the world” -con rasgos de MANOWAR– o “Treasure island“, donde como ya es costumbre en ellos, relatan una historia pirata que de largo me parece el mejor tema de todo el álbum junto a “Pegleg potion“, que cuenta con unos solos de teclado al más puro estilo STRATOVARIUS. Por el contrario, “Man the pumps” se me acaba haciendo bastante larga, ya que al estar centrada en el estribillo, lo acaban repitiendo constantemente y acaba aburriendo.

Por último, encontramos también un par de temas más folklóricos y festivos: “Bar und imbiss” y “Fucked with an anchor“, donde dan rienda suelta a su carácter más divertido.

Como curiosidad, en la edición especial del álbum se incluye el CD más grotesco que he visto en mi vida: una edición “para perros” de No grave but the sea, esto es: la voz de Christopher Bowes se sustituye por ladridos de perro. Interesante…

Los fans de ALESTORM estarán contentos con este disco, porque los piratas escoceses vuelven a darles una vez más aquello que le piden a esta banda: folk-power metal con letras centradas en la vida pirata (la vida mejor). Si hasta ahora les ha salido bien, ¿por qué van a cambiar?

Comparte:

COMENTARIOS