ALDEBARAN–Atlántida, 2011

Enlaces: MySpace Facebook Youtube

Ya estos músicos malagueños avisaban con un notable primer disco, El Jardín del Olvido (2008), hace tres años. Uno antes, el grupo se formaba y editaba su primera maqueta, ofreciendo sus primeros conciertos a nivel local.

En aquel primer largo, ya se veía una formación que apostaba por un heavy metal de corte melódico, aunque de forma quizás un tanto dispersa. Algo, por otra parte, completamente normal con tan solo un año de vida. No obstante, ya se notaba un grupo con calidad y buen hacer, que apostaba (eso es cierto) por un estilo quizás un tanto saturado en la escena metal nacional.

A pesar de esta dispersión, El Jardín del Olvido sentaba las bases de la música futura de ALDEBARAN, afianzándose éstas en este nuevo disco, Atlántida (2011), que homogeniza en alto grado el estilo y personalidad de la banda. Esta diversidad del primer disco se compacta en cierta forma en este segundo, dando lugar a un interesante disco de heavy metal, con marcado acento melódico y unas letras muy trabajadas (algo que hereda el grupo del pasado).

El protagonismo de las teclas de Antonio Daza es mayor (Perdidos, Supernova, Apolo, Sin Máscaras o Alza Tus Manos), tanto con los teclados como piano, arropado por una labor instrumental de sus compañeros notable (interesante el trabajo rítmico y solista de Juan Gallardo a la guitarra en todo el trabajo y especialmente en cortes como Niña Estrella, la preciosa Plenilunio y Tu Infierno), y unas líneas vocales muy acertadas y melódicas en general pero que brillan con luz propia en Fragilidad o Ecos de Clemencia.

Temas, todos ellos, que titulan la música de Atlántida, la cual recoge elementos de grupos de hard rock y heavy clásicos como RAINBOW, añadiendo la melodía tan característica de bandas como AXXIS, FALCONER o KAMELOT. Todo ello canalizado dentro de un heavy metal de corte melódico, cuyo término medio entre todos estos grupos, puede situar al oyente en terrenos antes explorados por los argentinos RATA BLANCA o incluso AZEROTH. En definitiva, terrenos donde los oídos del amante del heavy metal más melódico suelen descansar.

La producción, acorde al nivel musical del disco, es obra de Juan Gallardo, al igual que la masterización del mismo, habiéndose grabado éste en Málaga en verano del presente año.

El resultado es notable en todos los aspectos, aupándose el grupo un escalón por encima de lo que estaban con El Jardín del Olvido. ALDEBARAN cimenta con fuerza los pilares construidos hace años, consolidándolos en Atlántida, compactando su apuesta musical y enriqueciendo el resultado final. Buen trabajo.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS