ALCHEMISTS OF DARKNESS – The negative frame, 2014

Enlaces: Facebook

alchemistsofdarkness01Cuando empecé a escuchar este gran disco lo primero que se me cruzó por la cabeza fué: “¿De que país serán?”, viniendo a mi cabeza como primera opción Italia, ya que la ola de metal de este tipo que me ha llegado en estos últimos meses de ese país ha sido bastante grande y porque realmente el disco tiene una calidad envidiable en casi todos los aspectos. Pero no, he pecado de idiota al no pensar en España como primera opción, puesto que sí, estoy convencido de la calidad de muchos grupos por aquí. Esta banda de Jaén me ha dejado sorprendido, porque, si bien no es un estilo completamente nuevo para el metal, la banda sabe dejar su marca y su línea en las composiciones y en la dulce voz femenina que lidera la música de ALCHEMISTS OF DARKNESS.

Si miramos un poco atrás, la banda contaba con un Ep titulado Laments, del que reniegan un poco pero que también les sirvió para darse a conocer un poco. No es hasta tres años después que la banda genera cambios en la composición y en la dirección general que querían tomar y se han tomado todo el tiempo necesario para preparar su disco debut The negative frame.

Esto seguramente haya sido largo para el grupo, pero estoy convencido que están contentos con el trabajo final, ya que, como se puede entender al principio de esta reseña, se consigue una calidad tan buena en tantos aspectos que dan ganas de escucharlo una y otra vez.

Tras la historia conceptual que encierra este disco (dejaré que la investiguen ustedes y lo recomiendo porque es muy interesante), nos encontramos con 16 tracks que no llegan a ser todas canciones, sino más bien pasajes de poco más de un minuto donde podemos encontrar voces de médicos y sonidos de hospital que, si os interesáis en la historia antes mencionada, lo iréis comprendiendo todo y hará mas completa la experiencia del disco.

En el resto de cortes nos encontramos con un estilo mezclado entre las bandas más conocidas del panorama holandés con las más significativas de la escena italiana, siendo con esta última con quien más identifico a la banda. Canciones como «The disheartened» marcan un comienzo potente y melódico, oscuro y melancólico que se contagiará al resto de manera encomiable siguiendo con canciones como «The philosophy of hatred», con un estribillo muy ganchero y unas voces masculinas que le dan el toque que le faltaba a la banda para ser aún más completo.

Repito que no es un estilo nuevo ni mucho menos, pero por ejemplo, las guitarras a lo largo de todo el disco son dignas de escuchar tanto en su lado mas agresivo, haciendo riffs entrecortados y machacones, como al momento de pasar a las melodías suaves y armoniosas, como en «The remorse, denied», con un solo grandioso, o el pasaje instrumental en piano «Reflection», que me vuelca a pensar en la soledad de un paciente y su melancolía (historias mentales mías), pero al fin y al cabo eso es lo que busco en una banda, que sepa transmitirme este tipo de cosas, por eso me gusta tanto este trabajo.

«Anxiety» y «Eyes of deception» siguen esta línea pero de una forma algo mas “alegre”, si puede definirse de alguna manera basándonos en la historia de que se habla, pero son ritmos más rimbombantes aunque no pierden esa oscuridad necesaria. «The dream Vortex» baja un cambio y nos lleva por un paseo más lento y relajado con unas lineas vocales exquisitamente, trabajadas dando paso a una sucesión de estados de ánimo en el paciente protagonista de esta historia, siendo todas ellas de una especial interpretación por parte de los músicos. Así, atravesamos lo que va cerrando el disco en 7 tracks divididos en diagnóstico, un instrumental donde las orquestaciones toman el control acompañando los juegos de las guitarras y subiendo los latidos poco a poco y pasando por la negación, la ira, en otro pasaje rabioso y oscuro y llegando a la negociación casi sin darte cuenta, la depresión, en una especie de pasaje mental del paciente, la aceptación, la parte más suave del disco y finalmente la liberación, donde vuelven a tomar las riendas las orquestaciones al fondo de todo este gran trabajo.

Para finalizar el disco, la canción «Somewhere, faraway «lo hace a lo grande, saliendo bastante de la línea que traía el disco, dejando de algún modo la oscuridad a un lado para pasar a ser un tema con sentido de esperanza y libertad. Así lo he vivido, con la cara al viento y disfrutando el cielo sobre mi cabeza.

También cabe destacar la participación en el disco de la Orquesta de cámara de la Universidad de Deusto y los cantantes David M.E. de la banda DEATH WHISPERS MY NAME y Luis Alcázar de COM.PULSION.

Un gran trabajo sin duda y necesariamente ambicioso en estas épocas donde salen bandas con buenos músicos de abajo de las piedras. Les auguro un gran futuro y espero saber más de ellos.

 

firmalucas

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS